“Equidad mundial de riqueza de género 2022”, nuevo informe de WTW

523
wtw informe equidad mundial riqueza género 2022

Un nuevo estudio global de WTW destacó una sorprendente diferencia entre la acumulación de riqueza de hombres y mujeres al momento de la jubilación en todo el mundo. De acuerdo con el informe “Equidad mundial de riqueza de género 2022”, elaborado por la consultora, en promedio se prevé que las mujeres lleguen a la jubilación con sólo el 74% de la riqueza acumulada por los hombres. Para América Latina, el porcentaje es aún menor ya que equivale al 67% respecto de los hombres. Es decir, siete puntos por debajo del promedio mundial.

Brecha

El estudio destaca que la brecha de riqueza de género en el momento de la jubilación aumenta con la antigüedad. A nivel mundial, se descubrió que las mujeres en roles de liderazgo y senior contaban con menos de dos tercios (62%) de la riqueza acumulada que los hombres -en puestos similares- al jubilarse. Para los roles profesionales y técnicos de nivel medio, la brecha seguía siendo sustancial (69%), pero se redujo considerablemente al 89% para los roles operativos de primera línea.

En tanto, en América Latina, los resultados muestran diferencias considerablemente grandes en cuanto a la acumulación de la riqueza esperada al jubilarse entre los países incluidos en el análisis. De los cinco mercados evaluados en la región, solo uno (Chile, con un 76%) tiene un Indice de Equidad Patrimonial (WEI, por sus siglas en inglés) por encima del promedio mundial.

En la región, la brecha de riqueza de género es más grande en la Argentina con un 61%. También ocupa el segundo lugar en el Indice de Equidad Patrimonial, el más bajo entre los países incluidos en el análisis global.

Causas

Manjit Basi, director senior de Soluciones Integradas y Globales de WTW, afirmó: “Los resultados de nuestro análisis global son sorprendentes porque muestran que existe una brecha de riqueza de género consistente en los 39 países que estudiamos. Los principales impulsores que contribuyen a la disparidad de riqueza basada en el género incluyen las brechas salariales de género y las trayectorias profesionales retrasadas. Además, la brecha en la educación financiera y las responsabilidades del cuidado familiar fuera del lugar de trabajo influyen en la participación de las mujeres en el empleo remunerado y, por lo tanto, en su capacidad para generar riqueza”.

Por su parte, Héctor Martínez, director de WTW para Latinoamérica, comentó: “En América Latina sigue existiendo el estereotipo de que los hombres son los principales proveedores de ingresos y las mujeres las principales cuidadoras del hogar, dando como resultado que las mujeres asuman más responsabilidades familiares, lo que reduce el crecimiento de su carrera profesional y, por ende, la acumulación de riqueza. Es imperativo que las actividades en torno a la diversidad, la equidad y la inclusión de género se amplíen para analizar la riqueza económica al final de la carrera laboral de las mujeres. El salario es un factor fundamental que subyace en la brecha de riqueza de género. Si bien abordar la brecha salarial de género cerrará parcialmente la brecha de riqueza, no la eliminará por completo”.

El estudio también destaca un enfoque cada vez mayor en revertir la tendencia de discriminación de género a través del reciente despertar ambiental, social y de gobernanza (ESG). Además, los esfuerzos corporativos para promover la diversidad, la equidad y la inclusión ayudaron a reducir la brecha salarial de género y la ocupación por parte de mujeres en los puestos directivos y de liderazgo. Sin embargo, queda aún mucho por hacer.

Inequidad

“La inequidad de género en la acumulación de riqueza fue poco investigada y se pasa por alto. La realidad es que esta desigualdad tiene causas y efectos multidimensionales y deben ser estudiados y abordados como tales”, indicó Basi. “Al centrarse en la riqueza acumulada al momento de la jubilación, se puede cuantificar la disparidad y se pueden tomar medidas a través de la sociedad, el gobierno y las organizaciones en general para igualar los resultados de la riqueza”, añadió.

Luego, Basi afirmó que “esta es una clara oportunidad para que las corporaciones se diferencien como empleadores progresistas al tomar medidas para apoyar la igualdad respecto a la acumulación de riqueza por género”.

El estudio surge de una colaboración entre el Foro Económico Mundial (WEF) y WTW a principios de 2023, que publicó información inicial sobre la brecha de riqueza en su “Informe de brecha de género global”.

Encuesta

El Indice de Equidad de Riqueza (WEI) de WTW, desarrollado en colaboración con el Foro Económico Mundial, adopta una visión holística de la vida laboral de las mujeres e intenta cuantificar el alcance de la brecha de riqueza de género para una selección de países a nivel mundial. Analizó los aspectos cuantitativos y cualitativos de la equidad de riqueza de género, con inmersiones profundas en 39 países individuales.

Anteriormente, los estudios de género se centraron en evaluar las disparidades de género desde el punto de vista único de la remuneración, la carrera, las pensiones y la longevidad o la representación de la fuerza laboral. La realidad es que el tema de la inequidad de género y sus causas y efectos es multidimensional. “Al centrarnos en la riqueza acumulada, consideramos los efectos de muchas desigualdades entremezcladas, incluidos el salario, la progresión profesional, la educación financiera y los eventos que ocurren durante la vida laboral. Y podemos medir a través de una métrica, la riqueza acumulada al momento de la jubilación”, explicaron los especialistas.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook

YouTube: https://bit.ly/TodoRiesgoYouTube