Las pérdidas aseguradas por catástrofes naturales fueron superiores a la media en 2022

625
munich re pérdidas aseguradas catástrofes naturales 2022

Con unas pérdidas totales de unos 270 mil millones de dólares (320 mil millones en 2021) y unas pérdidas aseguradas de unos 120 mil millones (las mismas que el año anterior), 2022 se suma a la reciente racha de años con pérdidas elevadas. En concreto, según un informe de Munich Re replicado por el portal INESE, las pérdidas globales se acercaron a la media de los últimos cinco años. En tanto, las pérdidas aseguradas fueron significativamente superiores a la media (entre 2017 y 2021, habían sido de 97 mil millones).

Contexto

“El alto nivel continuado de pérdidas aseguradas está afectando a las aseguradoras en un momento en el que tienen que hacer frente tanto a altas tasas de inflación como a una base de capital cada vez menor debido a la subida de los tipos de interés. Por el contrario, el efecto positivo sobre las inversiones de unos tipos de interés más altos sólo llegará con el tiempo”, señalaron desde la reaseguradora.

Según el informe, a la hora de considerar las cifras de catástrofes naturales del año pasado, hay que tener en cuenta dos factores. En primer lugar, se están experimentando las condiciones de La Niña por tercer año consecutivo. En segundo lugar, el cambio climático tiende a aumentar los fenómenos meteorológicos extremos.

Catástrofes

El huracán Ian fue responsable de más de un tercio de las pérdidas totales y de aproximadamente la mitad de las pérdidas aseguradas en todo el mundo en 2022. Según estimaciones provisionales, causó pérdidas globales de unos 100 mil millones de dólares, de los cuales 60 mil millones estaban asegurados. En términos de pérdidas aseguradas ajustadas a la inflación, Ian fue el segundo ciclón tropical más costoso registrado después del huracán Katrina en 2005.

La segunda catástrofe humanitaria más costosa y grave del año fueron las graves inundaciones en Pakistán provocadas por las lluvias monzónicas. Estas batieron récords y al menos 1.700 personas perdieron la vida, estimándose en al menos 15 mil millones de dólares las pérdidas directas. Los investigadores, citados por INESE, estiman que la intensidad de un suceso de este tipo ya aumentó a la mitad debido al cambio climático, en comparación con un mundo sin calentamiento global, y que seguirá aumentando en el futuro.

Para las aseguradoras, la segunda catástrofe natural más costosa en 2022 fueron las inundaciones en el sureste de Australia en febrero y marzo. Causaron unas pérdidas totales de aproximadamente 6.600 millones de dólares, de las cuales algo menos de 4 mil millones estaban asegurados. En octubre, las lluvias torrenciales provocaron de nuevo desastrosas inundaciones en el sureste del país, no tan graves como las de principios de año. En total, se registraron unas pérdidas por valor de 8.100 millones el año pasado, de los cuales 4.700 millones estaban asegurados.

Verano

En muchos países de Europa, el verano estuvo marcado por calor extremo y sequía, seguidos de severas tormentas eléctricas con granizo. En el Reino Unido, la temperatura subió por encima de los 40 °C por primera vez en la historia. En Alemania e Italia, los niveles de agua de los ríos eran tan bajos que la navegación comercial tuvo que ser severamente restringida. “Es difícil cuantificar las consecuencias económicas indirectas de eventos climáticos como estos”, afirmaron los especialistas.

Las condiciones cálidas y secas alimentaron los incendios forestales. Así, las 800 mil hectáreas quemadas en 2022 en la Unión Europea fueron dos veces y media el promedio anual de los quince años anteriores.

En Francia y las regiones limítrofes de España, fuertes granizadas, algunas de las cuales trajeron granizo del tamaño de pelotas de tenis, causaron pérdidas de miles de millones. En el noreste de España, muchas personas resultaron heridas en una tormenta de granizo extremadamente severa y murió un bebé. Solo las granizadas en Francia provocaron pérdidas muy elevadas de 7.200 millones de dólares en 2022. Se aseguraron 5.600 millones de esta cantidad.

Ciclones

Las cifras de pérdidas para 2022 en Europa también incluyen ciclones extratropicales, afirmaron desde Munich Re e INESE. Después de varios años tranquilos, las tormentas de invierno a principios de año provocaron pérdidas sustanciales. En febrero, una serie de tormentas en el norte y noroeste de Europa con vientos huracanados (superiores a 118 km/h) provocaron pérdidas por valor de 5.600 millones de dólares, de los que 4.300 millones fueron asegurados.

“Aunque las tormentas de invierno en Europa no alcanzan la fuerza de los huracanes severos, gran parte del continente puede verse afectada por un solo evento. Esto resulta en una gran cantidad de pérdidas menores que rápidamente pueden ascender a miles de millones”, indicaron en el informe.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook

YouTube: https://bit.ly/TodoRiesgoYouTube