Un nuevo pico de incertidumbre

677
lachman economía pico incertidumbre

La tranquilidad en los mercados asociada a que los tres principales candidatos tendrían un enfoque ortodoxo recibió un shock después de las lecciones que se profundiza. De esa forma, se revirtió en estas semanas el optimismo que se expresaba en una muy fuerte suba de la Bolsa y de los bonos.

¿Que pasó?

El resultado de las elecciones sorprendió porque abre la posibilidad de que triunfe el fundamentalismo liberal, algo que ya parece demasiado.

Pero lo más inmediato es el curso sinuoso que abrió la devaluación al día siguiente de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Es sabido que ésta no permitió ninguna mejora de los precios relativos que se busca con una devaluación. Sin embargo, lo que sí logró es subir la inflación varios puntos más, superando el 10%, nivel que alcanza no sólo a agosto, sino que se proyecta hasta fin de año.

El impacto sobre los ingresos de ese salto gigantesco de los precios llevó al ministro-candidato a establecer una compensación: en principio, los 60 mil pesos del bono que los empresarios tienen que pagar a los trabajadores. Pero los empresarios se opusieron a esta decisión y cayó como una medida dirigista. Además, el gobierno puso otra “compensación” a los empresarios para que puedan pagar la “compensación” a los trabajadores. Y quién se haría cargo entonces: el fisco.

A partir de allí, Economía comenzó a lanzar día a dia medidas que apuntan a mejorar la situación de muchos sectores, todas con impacto fiscal. La última fue la masiva supresión de retenciones a exportadores. Pero hay de todo tipo: congelamientos de tarifas, créditos subsidiados a trabajadores en relación de dependencia, elevación de mínimos no imponibles, etc.. Todas esas “compensaciones” no tienen que ver con lo que quiere el FMI, que pedía más ajuste.

Incertidumbre

El tema no es la voluntad política de Massa de hacer una politica ortodoxa de ser el nuevo presidente. El problema es cómo se llega a las elecciones de octubre.

De continuar las cosas así, se va a llegar a los próximos comicios y al balotaje mucho peor de lo que se pensaba. Habrá más incumplimientos con el FMI, peor situación monetaria y una inflación de dos dígitos que corre cada vez más peligro de espiralizarse.

Es cierto que hace falta que se den señales de que se va a paliar la situación social, pero si no se quiere que la incertidumbre se profundice, deben darse señales de que podrá controlarse la situación monetaria y fiscal.

Porque las soluciones serán más fáciles con un nuevo gobierno, pero si se arranca de un escenario cada vez más dramático, todo se complica mucho más.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook

YouTube: https://bit.ly/TodoRiesgoYouTube