Se profundiza la mejora en la producción industrial

380
economía mejora producción industrial

La producción industrial registró en abril pasado un aumento del 60,7% respecto al mismo mes de 2020, reflejando la mejora de la economía luego del gigantesco impacto sobre la actividad del confinamiento en su etapa más rigurosa. También se produjo un aumento de 2,1% desestacionalizado respecto a marzo pasado, mes con niveles de confinamiento semejantes.

Recuperación

Así lo señaló FIEL, entidad que cuestiona duramente la política económica vigente. Dicha fundación no destacó que, más allá del rebote, hay que retrotraerse a 2015 para encontrar meses de producción industrial tan altos como el de abril último. También el INDEC, que demorará algunos días en difundir las cifras de abril, reveló para todos los meses del primer trimestre de 2021 niveles de producción sustancialmente mayores a los de 2020, con y sin confinamiento.

Los mejores niveles de producción industrial permitieron que FIEL estimara en el primer cuatrimestre de este año un crecimiento de la producción industrial del 21% respecto al mismo período del 2020, lo que constituye un buen arranque del año.

Todas las ramas de la industria, con la única excepción de papel y celulosa, mostraron claros avances en el primer cuatrimestre de este año. Insumos textiles registró la expansión más baja, pero el resto de las ramas mostró crecimientos en el cuatrimestre entre 7% y 81%.

Probable desaceleración

FIEL observó que en mayo se dan factores que podrán desacelerar la expansión industrial. Entre ellos, el mayor confinamiento es un hecho inexorable, aunque hay consenso político de que debe afectarse lo menos posible la actividad productiva. También se observa la incidencia negativa que tendrá el conflicto con el agro, los problemas gremiales o los faltantes de algunos insumos.

Sin duda, el recrudecimiento de la pandemia constituye el problema más serio. No sólo desde el punto de vista sanitario sino porque frena la reactivación de sectores de gran peso como los gastronómicos, los asociados al esparcimiento y al turismo y los comerciales en general.

Otros factores

Como hecho alentador se consolidan las posibilidades de reprogramación o al menos postergación de vencimientos de deuda con organismos internacionales. Ello se tradujo en que el riesgo país, que permanece en niveles exorbitantes, al menos dejó de crecer e incluso muestra leves reducciones. También es positivo que se sostenga la brecha cambiaria.

Si bien los números fiscales están resultando peores a los previstos a raíz de la necesidad de subsidios por las restricciones a la actividad, todo indica que se lograrán en 2021 mejores resultados que en 2020.

La recaudación sigue respondiendo bien, lo que confirma que el parate productivo va cediendo. En cuanto al gran desafío de la política antinflacionaria, es clave que la autoridad económica no confunda la aplicación de instrumentos temporarios asociados a circunstancias especiales con regulaciones excesivas y prolongadas que resultan insostenibles.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook

YouTube: https://bit.ly/TodoRiesgoYouTube