Inchaurbe: “En automotores, cualquier siniestro menor configura hoy una pérdida total”

1139

Todo Riesgo dialogó con Horacio Inchaurbe, socio de SeguCom.

¿Podés hacer un resumen sobre la trayectoria de la empresa?

SeguCom nace en el año ’94. Casualmente, este año cumplimos 25 años de hacer esta tarea de organizar productores asesores medianos y chicos y, desde aquel entonces, fuimos creciendo. Esta empresa, que hoy tiene 20 personas trabajando, se concibió como una organización que replica una estructura muy similar a la de las compañías para que el productor se sienta contenido. En aquel entonces empezamos con una aseguradora y fuimos agregando otras hasta cubrir todo el espectro de necesidad de aseguramiento.

¿En qué riesgos están operando actualmente?

En seguros patrimoniales y riesgos del trabajo. Uno de nuestros pilares es que el productor es nuestro principal cliente. Contamos con grandes condiciones en automotores y en el resto de las ramas patrimoniales. En riesgos del trabajo también tenemos una buena cartera.

¿Con cuántas compañías trabajan y cuántos productores poseen?

Tenemos cerca de 300 productores y catorce aseguradoras. Hay cuatro compañías que son las que concentran la mayor parte de la producción de patrimoniales y en riesgos del trabajo, dos aseguradoras absorben prácticamente la mayoría de la cartera.

En materia de tecnología, ¿qué servicios brindan a sus productores y a sus clientes?

Nuestra principal fortaleza es, por sobre todo, brindar una estructura de atención al productor. Nuestra idea es que el productor esté en la calle vendiendo. Por consiguiente, debe sentirse lo suficientemente respaldado desde el punto de vista administrativo y comercial para poder vender tranquilo. En realidad, invertimos mucho en tecnología hacia adentro, hacia toda nuestra estructura. Es más, estamos en medio de un proceso de virtualización de la red para darle mucha más agilidad, muchas más prestaciones y para que cualquiera pueda trabajar desde cualquier lado como si estuviera sentado en la oficina. A su vez, encaramos un proyecto de horizontalizar más nuestro servicio y, en este sentido, en el piso once desarrollamos lo que llamamos el primer proyecto de coworking para productores: creamos un espacio en el que los productores poseen todos los servicios necesarios para intercambiar ideas y repotenciar su sinergia para la venta. Asimismo, tienen una sala de cafetería para poder distenderse. Tratamos de conformar una comunidad de productores en la que todos colaboren porque el objetivo es común para todos, tanto para ellos como para nosotros: que todos nos consustanciemos en ese objetivo que es el de vender.

¿Cómo sintetizarías los objetivos para el ejercicio 2019/2020?

Dar al productor muchas más prestaciones. Ahora estamos replanteando un nuevo lay out (diseño) para nuestro piso. Hoy contamos con compartimentos de atención y vamos a hacer un espacio abierto con mesas de trabajo. Queremos que el productor se sienta parte cada vez más de la organización y que en una mesa con nuestra gente pueda solucionar todos sus problemas para no tener que desplazarse de un lado para el otro. Vamos a formar un espacio integrador sin compartimentos estancos para tener un salón integrado entre nuestra gente y los productores.

En cuanto al sector asegurador, ¿cuáles son las tendencias que observan en el área siniestral?

En estos momentos está bastante complicado, principalmente en el ramo automotores, donde cualquier siniestro menor configura hoy una pérdida total. Se está notando mucho la complejidad para valuar daños y cuando se valúan son terribles. También notamos que a las compañías les está faltando liquidez por las últimas disposiciones. Además, los terceros están teniendo diferimientos mayores a los habituales.