Guida: “Aspiro a promover el desarrollo de un sector solvente”

387
entrevista adriana guida superintendenta seguros
Adriana Guida, superintendenta de Seguros de la Nación.

En diálogo exclusivo con Todo Riesgo, Adriana Guida, superintendenta de Seguros de la Nación, hizo un repaso de su gestión en este año tan singular. La adaptación al trabajo a distancia, el vínculo con los distintos actores del mercado asegurador, las normas que se adecuaron al contexto actual, el impacto de la reestructuración de la deuda pública en el sector y los desafíos que se plantea el ente de contralor fueron los temas abordados.

“Mi nombramiento como superintendenta se produjo el 21 de febrero de este año. Un mes después, se dictó el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO). El tiempo de trabajo presencial fue muy breve. Sin embargo, pudimos formar un muy buen equipo de trabajo. Es de destacar que yo había formado parte del organismo y eso facilitó mucho la tarea. Los puestos gerenciales fueron cubiertos por personal muy capacitado con la suficiente antigüedad para desempeñarse con la solvencia necesaria”, expresó la funcionaria.

Guida destacó en este sentido “el regreso a la casa de Ana Durañona y Vedia en la Gerencia de Coordinación General. Esto resultó muy importante porque ella se había desempeñado en el organismo en un pasado no muy lejano. El regreso de referentes conocidas fue muy valorado por todos los integrantes de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN)”.

Pertenencia

En lo personal, prosiguió la superintendenta, “me siento muy gratificada por mi nombramiento. Me llamó la atención que en el primer contacto causara sorpresa que recorriera piso por piso para saludar a mis antiguos compañeros y para presentarme ante aquellos que no me conocían. No tardé en advertir que la anterior gestión tenía un trato muy distante con el personal. No es precisamente mi estilo”.

Uno de los objetivos que se planteó Guida “es que todo el personal se sienta orgulloso de pertenecer a la SSN. Este organismo siempre fue una escuela de formación de brillantes funcionarios en una actividad singular y de alto grado de especialización”.

Como consecuencia del ASPO, explicó la funcionaria, “nos tuvimos que adaptar muy rápidamente al trabajo a distancia. La experiencia resultó sorprendente y altamente gratificante para mí. Con la ayuda de programas de reuniones virtuales, en algunos casos, y la excelente predisposición de todos los colaboradores, sin dejar de tener presente la limitación que implica la situación, pudimos mantener en funcionamiento el organismo y promover aspectos reglamentarios de alta complejidad como, por ejemplo, la elaboración de los estados contables en moneda homogénea”.

Diálogo y predisposición

Consultada sobre el diálogo de la SSN y el Ministerio de Economía con las cámaras empresarias y las entidades en el contexto de la pandemia, Guida señaló que “desarrollamos nuestra labor en contacto permanente con el Ministerio de Economía, en especial con la Secretaría de Finanzas. También mantuvimos una fluida relación con las cámaras de entidades y con la Federación de Asociaciones de Productores Asesores de Seguros de la Argentina (FAPASA). Asimismo, las cámaras tuvieron relación con la Secretaría de Finanzas con motivo del canje de títulos representativos de la deuda que, naturalmente, formaban parte importante de los activos de las entidades supervisadas, las que mostraron en todo momento excelente predisposición en el proceso de reestructuración de sus tenencias”.

Normativa

La superintendenta reflexionó que “somos conscientes de la necesidad de revisar en profundidad la normativa vigente. Desde siempre, las normas que se ponían en vigor disparaban la necesidad de adaptar los procesos tecnológicos en las entidades. Hoy, en muchos casos, se invirtieron los tiempos. Los avances en materia tecnológica aceleran los procesos de envejecimiento y obsolescencia de las normas vigentes y es responsabilidad del organismo mantener actualizado el conjunto normativo. Tratamos de limitarnos a establecer nuevas normativas en los casos estrictamente necesarios. Esto teniendo en consideración que las entidades supervisadas también están operando con las limitaciones que imponen las disposiciones sobre aislamiento”.

No obstante, continuó Guida, “y precisamente por las circunstancias que enmarcaron el inicio de nuestra gestión, debimos prorrogar los plazos de presentación de los estados contables. Resultaba muy compleja su elaboración debido a que el teletrabajo también afecta a las entidades y a los profesionales de Ciencias Económicas (auditores externos y actuarios)”.

Reestructuración de la deuda

En otro orden, “se emitieron disposiciones relativas a la valuación de las inversiones en títulos, así como en los instrumentos recibidos en canje. Se admitió su incorporación a valor técnico y la posibilidad de diferir por el término de su vida útil eventuales resultados negativos de la transacción. Sin duda, la reestructuración de la deuda no es una noticia que pueda satisfacer a quien está obligado a la tenencia de títulos públicos de largo plazo. Pero, naturalmente, mucho peor hubiese sido mantener activos en situación de default, razón por la cual festejamos y adherimos con entusiasmo el notable éxito obtenido por las autoridades que participaron en la negociación de la deuda”, aseguró la funcionaria, quien añadió que “hoy contamos con mayores certezas acerca de las posibilidades de pago de las obligaciones soberanas. Consecuentemente, podremos establecer normativas tendientes a acompañar los procesos con muchas mejores perspectivas”.

Por otra parte, Guida indicó que “nos preocupa que las entidades puedan alcanzar resultados técnicos positivos no solo por la solvencia general del sistema, sino también porque es un imperativo que surge del texto del artículo 26 de la Ley Nº 20.091”.

Objetivos

Respecto de sus objetivos en materia de profesionalización, tecnificación y control, la superintendenta sostuvo que “siempre fue una meta prioritaria promover la capacitación y la profesionalización de los recursos humanos. En la actualidad, el avance de la tecnología convirtió esta vocación en una necesidad. Invertiremos todos los recursos necesarios para convertir el organismo en un conjunto de cuadros que funcionen en armonía, compartiendo los recursos, la disponibilidad de datos y su procesamiento para poder actuar de forma eficaz y eficiente”.

Guida también remarcó que “mi aspiración como responsable del organismo supervisor es promover el desarrollo de un sector solvente que se desenvuelva apoyado en los adelantos de la tecnología y que cumpla un rol importante en la reconstrucción de una economía que, ya dañada, debe soportar las consecuencias de la pandemia”.

En cuanto al rol de supervisor y regulador que la actividad aseguradora requiere en toda sociedad organizada, “pretendo ejercerlo a través del diseño de sistemas de matrices de riesgo que permitan anticipar cualquier conducta que quite certeza a los derechos de los asegurados”, apuntó la funcionaria.

Por último, “quiero señalar que es mi aspiración lograr alcanzar los objetivos planteados en colaboración con todos los actores del mercado. Pero también advierto que no voy a tolerar ninguna conducta que no se encuadre rigurosamente dentro de las normas prudenciales regulatorias de la actividad. Confío en que estoy ante un sector que se presenta colaborativo y dispuesto a trabajar en conjunto en pos del beneficio de la actividad”, concluyó Guida.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook