A nivel global, los riesgos tecnológicos y cibernéticos son las mayores preocupaciones de la industria aseguradora

197

Los riesgos tecnológicos y cibernéticos y la gestión del cambio son las tres grandes preocupaciones de las aseguradoras en todo el mundo según el informe Insurance Banana Skins 2019, publicado por el Centro de Estudios de Innovación Financiera (CSFI) en colaboración con PwC, y que es la continuación de una serie de encuestas que desde 2007 se publican cada dos años, y que en su versión 2019 recopiló 927 respuestas de participantes en 53 territorios.

La idea central que se advirtió en las respuestas fue que los modelos de negocios y las estructuras de IT actuales están retrasando a muchos actores del sector que no cuentan con el equipamiento necesario para manejar las nuevas exigencias de la industria.

En segundo lugar se encuentran las amenazas de delitos informáticos, que vienen intensificándose en comparación con las encuestas pasadas. La industria de seguros, blanco atractivo por el volumen de datos que maneja, enfrenta una serie de ataques, muchos de los cuales son extremadamente sofisticados.

Mientras tanto, en el tercer lugar se ubicó el riesgo de que una respuesta inadecuada a la gestión del cambio perjudique a las aseguradoras. La necesidad de implementar cambios está siendo impulsada por tecnologías tales como inteligencia artificial e Internet de las cosas, lo cual está reformulando los mercados de seguros y las expectativas de los clientes, que cambiaron radicalmente.

El tono general de las respuestas es el más negativo de todas las realizadas desde el lanzamiento de Banana Skins. Esto se debe, en mayor medida, al nivel de los desafíos que la industria debe enfrentar a través de los cambios estructurales y tecnológicos, además de las preocupaciones sobre la capacidad de la industria para manejarlos satisfactoriamente. Los resultados de la encuesta vienen de la mano de una creciente incertidumbre económica y un aumento de regulaciones en todo el mundo.

De todas formas, la visión general sobre la capacidad de las aseguradoras para manejar estos riesgos es que están mejor preparadas que nunca, con mayor confianza en su capacidad para navegar por los potenciales obstáculos.

“El riesgo operacional sigue siendo el tema clave de riesgo que ocupa las conversaciones de las aseguradoras. Si bien existe una necesidad apremiante de una tecnología mejor y más eficiente en la era de la digitalización, la amenaza de los delitos informáticos se volvió cada vez más prominente. Vinculado a esta cuestión surge también el riesgo de la gestión del cambio, cuestionando si las compañías de seguros están aceptando tales cambios en la tecnología y el mundo virtual”, sostuvo Andy Moore, Global Insurance Risk & Regulatory Leader, PwC.