Durán: “Es difícil cerrar liquidaciones de envergadura en pesos”

601
durán aalps liquidaciones pesos

Todo Riesgo TV recibió a Alberto Durán, presidente de la Asociación Argentina de Liquidadores y Peritos de Seguros (AALPS), para hablar sobre la evolución siniestral en el ejercicio 2022/2023.

Inflación

“Los que tenemos cierta edad pasamos por hiperinflaciones y montones de cosas. Tenemos ejercicio. Claramente, el contexto inflacionario es lo peor que le puede pasar al país. A la actividad nuestra, en particular, la hace mucho más compleja porque corre el arco en la liquidación de siniestros de cierta importancia”, contó Durán.

En la misma línea, el directivo puntualizó que “en siniestros chicos, más o menos te podés manejar, solapando en alguna liquidación y en la cobranza. Sin embargo, en los siniestros más grandes no lo podes hacer porque es más compleja la determinación del daño y lleva tiempo. Entonces, desde la fecha del siniestro hasta que se compila toda la información; se analiza; se diagnostican los daños; se establecen el encuadre, las coberturas que operan y cómo van a operar; se consiguen los presupuestos; y se consensúa sobre eso, a lo mejor pasaron dos o tres meses. Luego de que vos cerraste y la persona cobra porque la compañía le paga, a lo mejor pasan entre quince y 30 días, con lo cual el corrimiento entre la fecha del siniestro y la fecha de la indemnización puede ser- de acuerdo a la complejidad del siniestro- de tres o cuatro meses”.

“Hoy, ya en las pólizas en pesos es inadmisible porque es insostenible cuando estamos hablando de una inflación del 5% mensual en la actividad industrial. Los que tienen pólizas en dólares se defienden un poco más. Igualmente, el dólar también está atrasado y no está acompañando el acumulado de los pesos. Es difícil cerrar liquidaciones de envergadura en pesos”, advirtió el presidente de AALPS.

Siniestralidad

Respecto de la siniestralidad en patrimoniales, Duran explicó que “nuestra actividad tiene una particularidad muy distintiva y es la no estacionalidad. Salvo por esporádicas circunstancias de fenómenos climáticos que se pueden dar en determinadas zonas del país donde tenés un granizo en primavera, los robos, los incendios, los derrumbes y las explosiones son cotidianos y se dan con cierta estadística”.

“Cuando un país funciona, hay más siniestros. Si hay más obras públicas o privadas, hay más siniestros. Cuando hay florecimiento económico, la gente asegura sus bienes, los protege y se preocupa por estar amparado. La siniestralidad quizás sigue siendo similar, pero vos te enterás porque entra el siniestro y la compañía de seguros lo recibe. El típico caso es el de los fenómenos climáticos. Observas que en Tucumán, en Santiago del Estero o en el sur hubo un granizo fenomenal o un temporal histórico, y a lo mejor ves que de eso entra poca siniestralidad porque hay pocos asegurados. Nuestro país tiene una cartera realmente muy baja para la potencialidad que tiene”, advirtió el directivo.

Fraude

Por otra parte, Durán sostuvo que “todos tenemos que luchar contra el fraude: es un flagelo. Tiene muchos componentes. En cierto modo, la pandemia disparó un poco la cuestión porque se hizo más laxa la suscripción de los riesgos ya que no se podía inspeccionar. Hoy, la forma de llegar al seguro es más sencilla a partir de todos los medios digitales que permiten que cualquier potencial asegurado pueda llegar muy fácil a contratar una póliza. Eso hace que se suscriban riesgos que a veces no sería deseable que sean suscriptos, tanto en riesgos elementales como en los más complejos”.

“El crecimiento del fraude existe porque también es menos riguroso el control de cómo ese siniestro se liquida. Porque no nos olvidemos de que empezamos a trabajar con sistemas digitales, el famoso sistema de videoperitación, que es del que nos tuvimos que valer al estar imposibilitados de poder visitar un riesgo. Lo deseable siempre es que el perito liquidador se constituya en el riesgo que tuvo el robo, el incendio o el siniestro que fuera que provocó el daño patrimonial y que uno pueda verlo porque la visualización in situ te arma un panorama mucho más amplio. Siempre digo que es tan importante ver lo que se dañó como lo que no se dañó porque eso es lo que define el contexto para los que liquidamos siniestros patrimoniales”, indicó el presidente de AALPS.

Tenemos una herramienta muy importante: el sistema Fénix. Es una herramienta que tenemos los liquidadores asociados y que permite la carga de los siniestros. Cada liquidador matriculado y asociado puede cargar los siniestros: por asegurado, por domicilio, por compañía y por una serie de otras variables. Se puede dar la posibilidad de un matcheo con otro que haya cargado ese mismo asegurado, domicilio, póliza o compañía y puedas enterarte que hubo otro siniestro que pudo estar relacionado o no. Es una gran herramienta para evitar ese típico aseguramiento contra quienes, por ejemplo, aseguran en una compañía un electrodoméstico con nómina o sin nómina en otra aseguradora. Las compañías no tienen un clearing ni posibilidad de relacionar uno con otro. Entonces, esta es una muy buena herramienta para combatir el fraude”, destacó Durán.

Autoridades

“Ya en una semana vamos a tener la asamblea extraordinaria donde se va a realizar la renovación de autoridades, que es cada dos años. Ya llevo dos o tres ejercicios presidiendo la asociación y decidí que venga una renovación y no voy a estar. No puedo adelantar quién va a estar porque es un acto eleccionario. En principio, habría una sola lista, así que muy probablemente sea la que continúe”, contó el directivo de AALPS.

Capacitación

“Nosotros venimos trabajando hace algunos años en un curso de gestión de siniestros que se da por la web. Antes se hacía presencial, pero después de que pasó todo lo que pasó, tuvimos que migrar hacia esta plataforma. La capacitación requiere mucho tiempo: la actividad nuestra es muy amplia. Es algo que, a futuro, tendríamos que consensuar con la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), que es con quien tomamos los exámenes todos los años. Veríamos de qué manera se puede achicar un poco esto o segmentarlo porque al ser tan amplio requiere mucha formación”, comentó Durán.

“Me doy cuenta de que tenemos muy poca gente que da examen y menos que aprueban: un poco porque el examen tiene su complejidad, otro poco porque nuestra profesión se convirtió en una actividad muy poco rentable. Hoy estamos con problemas muy serios en nuestras escalas de honorarios porque la inflación es mutilante para todo el mundo. Sin embargo, en nuestro caso particular, como estamos atados a escalas de valores que se achican a medida que suben los valores, no tenemos manera de defendernos cuando suben los valores. Un productor de seguros cobra por un porcentaje de una cartera, de manera que si aumenta el valor, el porcentaje acompaña. Nosotros no. Me preocupa la no renovación de nuestra matrícula. Es algo que los aseguradores tendrían que tener en cuenta”, advirtió el presidente de AALPS.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook

YouTube: https://bit.ly/TodoRiesgoYouTube