De Piero: “Aumentamos un 38% la superficie asegurada”

186

Todo Riesgo dialogó con Guillermo De Piero, jefe nacional de Riesgos Agrícolas de Mercantil andina.

¿Qué comportamiento mostraron las ventas y los resultados del ramo riesgos agropecuarios y forestales en Mercantil andina durante el ejercicio 2017/2018?

En ventas, la empresa creció un 90%. Este aumento se debe no sólo a la devaluación y al incremento del precio de los commodities, sino que registramos un aumento del 38% de la superficie asegurada. En cuanto al resultado siniestral, vamos a cerrar con cerca de un 110%. Este resultado se explica por la gran cantidad de eventos severos registrados, sobre todo en Buenos Aires y el norte de La Pampa, donde Mercantil andina tiene el 60% de su producción, aproximadamente.

¿Cuáles son las expectativas de venta para la campaña agrícola 2019/2020?

Tres factores hacen pensar que el volumen de prima subirá en la campaña 2019/2020: los precios de los granos siguen aumentando; climáticamente se perfila como un año neutro con la posibilidad de perturbaciones zonales de gran magnitud (un ejemplo de ello son las excesivas lluvias y tormentas que retrasaron y comprometieron la siembra de maíz y soja en Estados Unidos); y las compañías deberán subir las tarifas para corregir los resultados de la mala campaña 2018/2019, sobre todo en cosecha fina.

¿Cuál es el producto estrella que actualmente ofrecen para este ramo?

Si bien estudiamos diferentes alternativas y herramientas para tratar de aumentar y mejorar la oferta, lamentablemente siguen siendo granizo y granizo con adicionales los productos más vendidos.

¿Hubo novedades en el desarrollo de nuevas coberturas (seguros paramétrico e integral) para el campo?

Participamos de distintos análisis tanto dentro de la empresa como del sector asegurador estudiando la posibilidad de incorporar los seguros paramétricos a nuestra oferta. Lamentablemente, distintos factores llevaron a que todavía no estén disponibles masivamente estos productos:

– en la mayoría de los países en que estos seguros funcionan, el Estado participa con altos porcentajes de subvención de la prima. En la situación que se encuentra nuestro país, es imposible pensar en subvencionar al agro;

– se analizaron seguros para producciones que hoy tienen resultados muy exiguos, tales como producción tambera o ganadería en general; y

– no dimos con el producto lo suficientemente sencillo y transparente como para que el productor agropecuario lo vea con buenos ojos.