Aon: 2018 mostró un menor porcentaje de pérdidas no aseguradas por catástrofes naturales

171

El año pasado se produjeron 394 catástrofes naturales que generaron pérdidas por un valor de 225 mil millones de dólares, de los que 90 mil millones fueron cubiertos por los seguros contratados tanto por el sector privado como el público. Esto supone que la brecha de protección, el porcentaje de pérdidas económicas no aseguradas, fue del 60%, el nivel más bajo desde 2005. Así lo recogió el informe anual de Aon denominado Weather, Climate and Catastrophe Insight, replicado por BDS.

Allí también se apuntó a los ciclones tropicales como la mayor causa de catástrofes en 2018, entre los que se encuentran los huracanes Michael y Florence (Estados Unidos), los tifones Jebi y Trami (Japón), Mangkut (Filipinas, Hong Kong, China), y Rumbla (China). Los años 2017 y 2018 fueron los más caros de los registrados tanto en pérdidas económicas (653 mil millones de dólares) causadas sólo por desastres climáticos como en pérdidas aseguradas en todo tipo de catástrofes (237 mil millones).

“La industria aseguradora sigue haciendo frente a los desembolsos pendientes con un capital de 595 mil millones de dólares, aunque permanece centrada en gestionar el coste del cambio climático y de los desastres relacionados con el clima ayudando a minimizar la ‘brecha de protección”, señaló Alfonso Valera, CEO Iberia de Reinsurance Solutions de Aon.

Por su parte, Steven Bowen, director de Impact Forecasting y meteorólogo, indicó que 2018 dejó como conclusión que los riesgos catastróficos siguen evolucionando: “La compleja combinación de factores socioeconómicos, cambios de población y exposición en las localizaciones vulnerables, así como un clima cambiante que se traduce en unos modelos climáticos más volátiles, obliga a un nuevo debate sobre cómo gestionar suficientemente la necesidad de implantar medidas de mitigación y resiliencia”.