Simón: “La inflación es el principal problema para el sector asegurador”

368
simón grupo sancor seguros inflación problema sector asegurador

Todo Riesgo TV dialogó con Alejandro Simón, CEO del Grupo Sancor Seguros. A lo largo de dos bloques, el directivo pudo brindar su mirada respecto a temas como la transformación del trabajo por la pandemia, las consecuencias de la alta inflación y los planes comerciales del Grupo.

En relación a la actual coyuntura, Simón señaló que “más que una nueva etapa, diría que es el comienzo de una nueva normalidad que, por supuesto, va a depender de cómo funcionen las diferentes variables (la vacunación y los nuevos medicamentos orales que están por ser aprobados). Pero claramente hay un retorno a un ritmo más similar a lo que era históricamente con un cambio de cultura, de formas de hacer y trabajar que, sin dudas, llegó para quedarse”.

Planes

“En términos de teletrabajo, ya estamos volviendo mayormente a la presencialidad. Sin embargo, creemos que esto de viajar dos horas para ir del hogar al trabajo es algo que ya no se tolera más. Tampoco veo a la gente desesperada por trabajar desde sus casas. Sí podríamos pensar en una red de oficinas que permitan que los nodos desde los cuales se opera y administra estén más cerca de sus lugares de trabajo y que, a su vez, haya un teletrabajo desde el hogar algunos días a la semana. Creo que eso es lo que va a ocurrir en la pospandemia”, aseguró el ejecutivo.

Ya en términos comerciales, el CEO del Grupo Sancor Seguros sostuvo que “hay muchísimo por hacer. Con la reactivación que se espera a la salida de la pandemia a nivel internacional, la Argentina siempre es una especie un poco rara por cuestiones domésticas. Lo que primero va a reactivarse es la construcción. Después hay algunas cuestiones que tienen que ver con el largo plazo, como las energías renovables y el mundo de la economía del conocimiento. Allí se van a generar nuevos productos vinculados a esos escenarios, como la ciberseguridad. Tienen que ver con estar más cerca del asegurado y del productor asesor y ofrecerles un contenido 360°, no sólo desde el seguro. En nuestro caso, haciendo mucho foco en lo que tiene que ver con la medicina prepaga, Banco del Sol y los instrumentos financieros”.

Tecnología

Uno de los momentos más destacados del encuentro se dio al momento de conversar sobre tecnología. “Ahí yo divido lo que es la tecnología más diaria y de la evolución secuencial cotidiana, de lo que tiene que ver con la innovación de saltos más discretos”, dijo Simón.

En el caso de la tecnología que hace más a la administración del negocio, pusimos en funcionamiento un nuevo sistema de ERP de pagos y transacciones. Estamos con el mejor core de seguros del mundo, que es Guidewire, ya en pleno de proceso de implementación. Buscamos el desarrollo de portales para el productor, para ser más amigables y brindar un servicio aún mejor que el que estamos acostumbrados. Estamos trabajando en la arquitectura de diálogo de cada uno de estos módulos, cosa que seguramente en este ejercicio se pueda ver terminado”, señaló el ejecutivo.

Ya en lo que tiene que ver con la innovación “más en términos disruptivos”, Simón comentó que crearon Sancor Seguros Venture. “Es una incubadora que busca proyectos de alta tecnología que ayuden a mejorar diferentes eslabones de la cadena de valor del seguro, tanto la nuestra como la de nuestros productores. La lanzamos en abril y estamos trabajando ya con 250 proyectos de diferentes países de Latinoamérica, donde vamos a seleccionar aquellos que nos permitan lograr mayores ventajas competitivas y una mayor comodidad de trabajo para nuestros productores y para Sancor Seguros”, adelantó.

Luego, el directivo explicó que en esta materia también cuentan con el Centro de Innovación Tecnológica Empresarial y Social (CITES). “Está más relacionado a un foco de un país distinto, volcado a la economía del conocimiento, con empresas competitivas que exporten y generen valor agregado. Ahí nos focalizamos en nanotecnología y biotecnología. Tuvimos importantes éxitos en empresas que trabajan para detectar anticipadamente el Alzheimer, hacen desarrollo de fármacos para diabetes tipo 2, trabajan en tecnología de la agricultura y hacen alimentos vegetales con propiedades animales. También en muchas otros que podríamos estar mucho tiempo detallándolas. Para nosotros es una pasión de alguna forma”, enfatizó.

Innovación

En el mundo, ¿el seguro está en la vanguardia en cuanto a innovación y tecnología? “Está varios pasos por detrás de otras industrias. Tal vez el hecho de ser una industria regulada y, de alguna manera, con barreras de ingreso a jugadores menos experimentados generó un dique de contención negativo en lo que hace al desarrollo de la innovación y la transformación”, respondió Simón.

Según el ejecutivo, “lo mismo le ocurrió a los bancos pero, sobre todo en la pandemia, se digitalizaron y transformaron muchísimo. Hoy no hay tanta diferencia entre un banco digital y un banco tradicional por todo lo que se trabajó en los últimos dos años. En el caso del seguro, hay que trabajar para fomentar la innovación. A nivel internacional se hace a través de sandboxes, donde se les permite a las insurtech un espacio de trabajo y experimentación en un ambiente más cuidado en el que los problemas (sean con el organismo de control o con los costos del error) son menos significativos”.

En la Argentina, la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) está trabajando muy bien con las mesas de diálogo en innovación. Podemos estar orgullosos con la SSN porque a lo largo del tiempo demostró un perfil técnico con el que, por supuesto, controla pero a la vez acompaña la evolución del sector asegurador también en temas de innovación. Está ayudando mucho. A toda industria le llega y claramente el sector asegurador tiene mucho que hacer para adaptarse a la modalidad de las nuevas generaciones”, indicó el CEO del Grupo Sancor Seguros

Productores

En general no hablo de nuestra relación con el canal de productores porque considero que los productores son parte de Sancor Seguros. Somos realmente una misma familia. Cada uno desde su rol: algunos desde la administración, otros desde la comercialización. Pero los productores no son un instrumento para llegar al asegurado sino que son parte de nosotros mismos. En ese sentido, digo que los modelos de desarrollo empresario tienen que hacerse incluyendo a todo el ecosistema y no concibo una posibilidad de enfocar algún desarrollo donde el productor no sea una parte medular. Así, hay que ver cómo la tecnología y la catalización de esa tecnología que implicó la pandemia en cuanto a la aceleración de procesos preexistentes se adaptan al trabajo del productor”, afirmó Simón.

En este punto, el directivo señaló que “en Estados Unidos, por ejemplo, algunas empresas de vida trataron de des-intermediar y hoy la penetración del negocio de vida es menor que la que había en los años ‘80. El asegurado lo que quiere en el momento de la contratación es algo más simple, más sencillo de entender y administrar, pero a la hora del siniestro quiere hablar con alguien al lado. En nuestro caso podemos hacerlo no sólo en Argentina, sino en los tres países hermanos originarios del Mercosur”.

Simón añadió que “estamos enfocados en brindarles herramientas tecnológicas atadas al desarrollo transformacional del Grupo Sancor Seguros para que ellos puedan adaptarse. Porque reitero: el productor va a estar más presente que nunca, el tema es que la forma de trabajar del productor tiene que ser diferente a la que fue hasta ahora. Y es ahí donde hay que apoyarlos”.

Retiro

“Hay una necesidad”, aseguró el CEO del Grupo Sancor Seguros respecto al seguro de retiro. “Y, a la vez, la gente con la pandemia fue más consciente de su propia vulnerabilidad en cuanto a su vida y su salud. Incluso incrementó la demanda de seguros de retiro. Nosotros lanzamos Prevención Retiro hace un año y medio, justo antes del inicio de la pandemia. En un año alcanzamos el tercer lugar en el ranking de empresas de retiro individual, que es lo que lanzamos en su momento (ahora ya lanzamos también el retiro colectivo)”, indicó.

Hoy la gente tiene menor capacidad de ahorro por la crisis, pero es más consciente de la necesidad (también por la crisis de los sistemas previsionales en el mundo y en especial en la Argentina) de ser el garante de su propia calidad de vida y no descansar en un tercero, como puede ser un Estado más o menos paternalista pero que, en definitiva, está sujeto a los vaivenes macroeconómicos de la Argentina. En ese sentido, el seguro de retiro creo que tiene un buen futuro. Por supuesto, el mercado de capitales en Argentina es muy pequeño y, a medida que aumente, habrá más terreno propio para productos del seguro con ahorro. Pero hoy soy más auspicioso de lo que era hace dos años atrás”, destacó Simón.

Inflación

¿Cuán problemático es, para el desarrollo del seguro, los niveles de inflación de la Argentina? “Creo que es el principal problema, el principal inconveniente para el sector asegurador. La inflación es un cáncer para la economía en su conjunto y, por supuesto, para el sector asegurador, porque genera un desbarajuste en todas las variables significativas para el sector”, señaló el directivo.

Luego, Simón explicó que “por el lado de lo que hace al esfuerzo comercial, el trabajo que muchas veces desarrollan los brazos comerciales tienen más que ver con la actualización de sumas aseguradas. Este se relaciona más con no perder y que no se hagan añicos las carteras existentes que con generar nuevas pólizas. Con una inflación del 60% anual, que en dos años supera el 100%, se cae la mitad de la cartera si no se ajustan las sumas y la verdad es que, en la Argentina, los asegurados no son tan proclives a esos ajustes”.

“Esto incluso en ramos donde los ajustes son semiautomáticos, como es el caso de automotores, en el que el valor del casco genera impactos donde uno tiene que tener vinculación con el asegurado. Obviamente, en el momento de los siniestros hay que dar contención, pero también hay que tratar de acompañarlos en el ciclo vital y no ir siempre con la mala noticia de un ajuste que, en realidad, no es un aumento sino retrotraer el precio al valor anterior al último aumento. Pero que, por supuesto, no es algo sencillo de hacer”, advirtió el CEO.

Efecto negativo

Pero la inflación no sólo impacta en el área comercial. “Desde el lado de las inversiones, de la administración del activo, sabemos que hay una política de tasas reales de interés muy negativas. Entonces, muchas veces el pasivo (las sentencias judiciales, el pasivo médico o el gasto médico en el caso de la ART) se actualiza por inflación o por arriba de la inflación. Por otro lado, el activo está en determinados títulos, plazos fijos o títulos públicos que, en sucesivas emisiones, rinden varios puntos por debajo de la inflación. Eso hay que compensarlo con el resultado técnico”, sostuvo Simón.

Para sintetizar y concluir esta temática, el ejecutivo afirmó que “la inflación es lo peor que puede ocurrir. Más en un año muy complejo porque, si se cierra con el FMI, seguramente tendremos un año parecido al actual, con alta inflación y problemas de actividad. Si no se cierra, puede haber un incremento a niveles muy superiores y eso es un desafío para el manejo de los inversores institucionales como somos las aseguradoras”.

Siniestralidad

Asimismo, Simón comento que “en automotores y riesgos del trabajo, sin duda, la siniestralidad creció durante la pandemia. Hubo un espacio donde la frecuencia de circulación y, por lo tanto, la frecuencia de los siniestros también. Eso se transformó en una reducción de la tarifa de, en especial, responsabilidad civil de automotores que se compensaba con esa menor frecuencia siniestral. En un mercado hipercompetitivo, cuando bajan los siniestros por menor movilidad, automáticamente bajan las tarifas, no en términos nominales y sin ajustarse por inflación”.

Hoy en día, el directivo señaló que “hay todavía una dosis de teletrabajo, pero también hay gente que no se anima a tomar transporte público y cambió su cultura de traslado durante la pandemia. Entonces hoy más o menos estamos igual, pero con una tarifa de responsabilidad civil que casi no se movió. Eso, sumado a la guerra tarifaria que hay en el mercado producto de la dificultad que tiene el organismo de control para penalizar a empresas que operan con tarifas no técnicas mucho tiempo antes de que los resultados aparezcan en los balances, hace que ahí haya un problema importante”.

En el caso de riesgos de trabajo, Simón consideró que “el decreto del Poder Ejecutivo, en un primer momento solicitado por nosotros, para considerar al COVID-19 en los casos de personal de seguridad y personal de salud como una enfermedad contraída en el trabajo, después se degeneró y hoy prácticamente todos los casos de COVID-19 los está atendiendo el sistema de riesgos de trabajo. Sabemos que en el 99% de los casos la gente no se enferma en el lugar de trabajo. Eso hizo que, en algunos meses, se pague más siniestros por COVID que por no-COVID. Todo eso se recupera de un fondo. El fondo por supuesto no tiene dinero, con lo cual es una mochila para el sector que es uno de los principales problemas de riesgos del trabajo”.

Mercado

“El mercado argentino tiene estas espadas de Damocles que tienen que ver con la insuficiencia tarifaria en los ramos más importantes, los problemas de litigiosidad y de marco jurisprudencial (se está hablando mucho de reformas laborales que podrían o no impactar sobre el sector de riesgos de trabajo) y, por supuesto, la inflación. Este último es realmente un problema muy significativo porque obliga a que los esfuerzos se realicen en cosas que, en un país normal, estarían completamente dadas”, aseguró Simón.

Respecto a las fortalezas del mercado, el directivo señaló que “están dadas por la posibilidad de innovar. La Argentina tiene mucho talento que, además, está acostumbrado a vivir en una economía con constantes vaivenes y de reacción muy rápida. Hay que canalizar esas fuerzas en pos de un mejor servicio. Sabemos que las aseguradoras en nuestro país tienen costos de administración que son sustantivamente altos en términos internacionales. En ese sentido, la presencia de insurtech en determinados espacios de la cadena de valor, como liquidación de siniestros y asistencia, puede contribuir. En definitiva, tenemos la oportunidad de haber transitado la pandemia habiendo, como mercado, generado una oferta de valor y servicios que permitió que la atención casi no se viera resentida con los cambios que ocurrieron de manera abrupta en marzo del año pasado. Hay que capitalizar eso en términos de conciencia aseguradora y desarrollando más productos para que después, en cada rubro, los haya de manera diferencial”.

Para finalizar, el CEO aseguró que “sin dudas se requeriría una ley de seguros agropecuarios. Tienen mucho por ganar ya que es uno de los sectores ganadores de la economía argentina. Todos los sectores exportadores, con la competitividad generada por la devaluación, son positivos. Nuestro sector corre junto con la macroeconomía. A medida que la macro se recupere, el sector lo va a hacer de una manera mucho más pronunciada”.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook

YouTube: https://bit.ly/TodoRiesgoYouTube