Pastore: “La solvencia del mercado se mantuvo sin mayores costos”

235

Todo Riesgo TV dialogó con Guillermo Pastore, Chairman de Special Division Reinsurance Brokers. Durante el encuentro, el directivo brindó un amplio panorama de lo que observa en el mercado, tanto de reaseguros como de seguros. Respecto de la Argentina, destacó que “la solvencia del mercado se mantuvo prácticamente inalterable sin mayores costos”.

Designación

“La compañía nombró un nuevo CEO. Para nosotros es una gran noticia y estamos muy contentos de darle la bienvenida a Enrique Pilotto”, anunció Pastore.

El ejecutivo dio algunas de las razones de la llegada del nuevo CEO: “A partir del crecimiento bastante sostenido que tuvimos en los últimos años, la idea es traer a una persona que sea muy querida por el mercado y también por la gente de nuestra compañía porque estuvo trabajando anteriormente con nosotros”.

Posicionamiento

“Las últimas estadísticas disponibles que tenemos son a junio de 2019. Entonces éramos el corredor que más prima intermediaba en la Argentina. En términos generales, tanto contratos como facultativos, teníamos alrededor del 33% del mercado. Cuando hablamos solamente de contratos, que es lo más voluminoso, reaseguros de carteras, teníamos el 52% del mercado. Cuando hablamos de facultativos, estábamos en la cuarta posición con un porcentaje más chico”, aseguró Pastore.

El Chairman de Special Division agregó que “nuestros competidores en facultativos, en líneas generales, tienen corredores de seguros directos y son sus compañías de seguros directos las que le proveen ese negocio facultativo. Por eso, también decidimos operar en seguro directo para dotar a nuestra área facultativa de nuevos negocios”.

Seguros generales

“En una primera etapa nuestra idea es desarrollar todo lo que llamamos ‘especialidades’. Esto está mucho más relacionado con lo que pueden llegar a ser los negocios complejos (aeronavegación, energía)”, indicó Pastore. Y amplió: “Las compañías, cuando tienen un volumen de negocios tan importante y tan riesgoso, recurren en líneas generales al reaseguro para tener una cobertura facultativa. Entonces, para nosotros, no es una novedad y creemos que estamos añadiendo un valor tanto a la compañía de seguros como al cliente dado que podemos tener la información en tiempo y en forma y dar el asesoramiento que están buscando”.

El directivo continuó señalando que “las líneas personales también van a ser un ítem en nuestro desarrollo. Pero todo va a hacerse mucho más desde el punto de vista digital o desde lo que se está trabajando más ahora (desde el teléfono). Obviamente, todo lo que es riesgos complejos es un requerimiento casi esencial en el asesoramiento permanente al cliente”.

Operatoria interna

Una extensa parte de la charla giró en torno a las consecuencias de la pandemia. La primera cuestión que se abordó fue cómo impactó en la operatoria de Special Division: “En una primera etapa no fuimos a la oficina. Por suerte teníamos todos los sistemas muy bien desarrollados y estábamos en la nube y en la oficina, lo cual nos permitía trabajar de una manera perfecta. También a todos los empleados les incorporamos más dotación de todo lo que puede llegar a ser computadoras y notebooks. Además, ampliamos las bandas anchas en las casas. Desde ese punto de vista se trabajó muy bien”, resaltó.

Luego, manifestó Pastore, “empezamos a trabajar con los protocolos y a asistir a la compañía en determinados porcentajes con burbujas, obviamente sectorizando mucho más y con todas las medidas que requiere esta terrible enfermedad. Pero hoy hay bastante presencialidad con los protocolos adecuados: en este momento estaremos en un 60% de presencialidad. Si llegamos a tener algún tipo de sospecha, se retira automáticamente la burbuja, independientemente de que periódicamente hisopamos a todo el personal”.

Respecto de la presencialidad, el ejecutivo consideró que “hay tareas que se desarrollaron mejor desde la casa, pero hay otras que nunca van a poder generar la dinámica que hay en la discusión presencial. En todo lo que es cotización, colocación, negociación y generación de nuevos productos, la presencialidad no va a poder ser evitada”.

Efectos económicos

“Claramente, las economías vieron mermadas sus actividades debido al COVID-19. Esto afectó también todo lo que es el mercado de valores y, por ende, los capitales de las aseguradoras y reaseguradoras también disminuyeron en parte su capacidad. Por otro lado, el Lloyd’s definió una capacidad limitada de suscripción. Una vez que llegaba a ese límite, dejaba de suscribir. Fue un año en que el hubo siniestros de COVID en todo lo que es vida y salud. Hubo algunos casos que estuvieron vinculados con juicios de interrupción de los negocios, aunque no estuviesen realmente cubiertos. El mercado, si bien se redujo desde el punto de vista de la actividad, tuvo una tendencia más hacia arriba en los precios debido a esa disminución de la capacidad”, explicó Pastore.

El Chairman de Special Division aclaró que “lo catastrófico aumentó más que lo no catastrófico. Lo que está relacionado con riesgo crediticio también se incrementó más porque muchos países y muchas monedas vieron sus economías afectadas. Y también todo lo que es aeronavegación, que fue afectada por el menor nivel de actividad debido a que las aerolíneas tuvieron que tener sus equipos parados. Este año va a ver mejor que el anterior, pero claramente no va a ser como 2018 o 2017”.

Nuestro país

“En la Argentina fuimos afectados económicamente también en una forma brutal. El parate económico generó las distorsiones que estamos viendo. En relación con el tema del reaseguro, la parte contractual en un altísimo porcentaje renueva el 1° de julio. En la renovación pasada, la mayoría de las compañías no tuvo problemas para renovar sus contratos. Los precios fueron bastante estables. Evidentemente, en aquellas carteras que tuvieron mayor siniestralidad hubo ciertos aumentos. Aquellas que no sufrieron una mayor siniestralidad pudieron mantener precios similares. La solvencia del mercado se mantuvo prácticamente inalterable sin mayores costos”, expresó Pastore.

De todos modos, el directivo advirtió que “en toda la parte facultativa, sí hubo mayores distorsiones y más incrementos en todo lo que es D&O, líneas financieras, póliza integral bancaria, aeronavegación y marítimo”.

Según Pastore, “todos están viendo dónde alocar su capital para que sea más eficiente y más rentable. Entonces van a ir alocando sus capitales en aquellos países que den una rentabilidad vinculada con su riesgo crediticio y otorguen la posibilidad de cobrar algo más. En este momento no pensamos que en la Argentina haya dificultades en la renovación contractual del 1° de julio, que es la más importante, pero sí puede ser que haya operadores que perdieron un poco el interés debido a la situación que estamos viviendo de achicamiento general de la economía por una cuestión de actividad. También hay un achicamiento en términos de moneda dura debido a que claramente los capitales en dólares son menores. Las primas que podrían llegar a cobrarse en determinado tipo de programas van a seguir la misma tendencia”.

En relación con la restricción cambiaria, el ejecutivo reconoció que “tanto el Banco Central como la Superintendencia de Seguros de la Nación operaron de una manera consciente. Quizá porque en otro momento vivieron situaciones similares. Desde un primer momento demostraron trabajar de una forma muy eficiente. Prácticamente, no hay inconveniente para poder pagar las operaciones de reaseguros. Esperemos que esto continúe así porque es absolutamente vital para el desarrollo de nuestro negocio”.

Concentración y productos

“En algún momento se pensó en la Argentina que se iba a concentrar el mercado, pero estamos viendo más operadores que antes tenían una línea de productos y ahora están teniendo muchas más, con lo cual suponemos que va a haber una disputa mayor por una torta menor. Esto va a generar una disminución eventual de precios en términos reales. En términos nominales es diferente porque aumentan la responsabilidad civil y las sumas aseguradas de los bienes”, señaló Pastore.

Finalmente, el Chairman de Special Division dijo que “tiene que haber también creación de nuevos productos. Claramente, hay que preocuparse mucho más que antes por los ciberriesgos porque se utiliza mucho más esa herramienta. Y hay que crear también alternativas adicionales que no estaban tan vistas, como la protección de la salud. Por otro lado, cuando se incendia una empresa o una fábrica, luego hay que reconstruirla. Si hay una interrupción de negocios, no es lo mismo hacer la reconstrucción en época de pandemia; máxime cuando la construcción estuvo parada en la Argentina. Ese agravamiento del riesgo, que no se tenía en cuenta en su momento, hoy en día empieza a analizarse de una manera diferente”.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook

YouTube: https://bit.ly/TodoRiesgoYouTube