La designación de Rubinstein

298
lachman gabriel rubinstein viceministro economía

La corrida cambiaria y la aceleración inflacionaria provocadas por el derrumbe del programa de ajuste heterodoxo –principalmente, motivado por el boicot de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner al ministro Martín Guzmán- están logrando contenerse con el viraje de la política económica hacia un ajuste ortodoxo.

Ello se refleja en la lenta pero continua mejora del precio de los activos argentinos (bonos y acciones). También en que el Banco Central recuperó la posibilidad de comprar dólares, vitales para la marcha de la economía.

Estrategia

La desaceleración inflacionaria será naturalmente mucho más lenta. La nueva estrategia puede acreditar como mérito haber detenido una escalada que podría haber llevado a la hiperinflación. Pero bajar significativamente el ritmo de aumento de los precios es imposible cuando la marcha del ajuste exige fuertes incrementos de tarifas y de los precios de los combustibles, mayor ritmo de devaluación y, posiblemente, un salto devaluatorio. Todo en un marco que no puede detenerse de indexación de jubilaciones, planes y salarios, tanto en el sector público como en el privado.

Ya Cavallo disertaba en los 70 sobre “Los efectos inflacionarios y recesivos iniciales de las políticas ortodoxas de estabilización”.

Para lograr el cambio de expectativas en una economía desbordada, además de la toma del control del gobierno por la pata más promercado de la coalición, comenzaron una serie de anuncios. Un aumento tarifario muy superior al previsto por Guzmán, la política de déficit 0 hasta fin de año, el congelamiento del personal de la administración y las empresas públicas, etcétera.

Viceministro

Pero fue necesario algo más para lograr efectos, porque esas medidas solo pueden tener impacto monetario en el curso de los próximos meses. Fue necesario la confirmación como viceministro de Economía de Gabriel Rubinstein.

El nuevo y estratégico funcionario tiene pensamiento neoliberal. Es claro defensor del gobierno anterior, hasta el punto de haber mostrado un optimismo sobre esa gestión económica que nunca los hechos pudieron confirmar. También es un crítico absoluto de Guzmán.

Ahora, el gobierno probará el gusto amargo del ajuste neoliberal con sus virtudes y sus defectos. Esperemos por el bien de todos que las primeras prevalezcan.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook

YouTube: https://bit.ly/TodoRiesgoYouTube