Cómo operan los piratas del asfalto en la pandemia

158
informe ituran argentina piratas asfalto pandemia

Uno de los problemas más graves que sufre el sector del transporte son los robos a flotas en manos de los piratas del asfalto. Se trata de un siniestro que se acentuó en tiempos de pandemia por el boom de las compras online y la relevancia que cobró el envío de productos puerta a puerta. Esto lleva a que los dispositivos destinados a controlar la flota durante el viaje para prevenir y minimizar los riesgos sean cada vez más necesarios y sofisticados.

Una forma de prevenir este tipo de siniestros es conocer cómo se producen los robos de mercancías en vehículos pesados. Al analizar los robos en camiones, lo primero que llama la atención es que la mayoría de los delitos se produce cuando el vehículo está estacionado y se puede acceder más fácilmente a la carga.

Efectos de la pandemia

Más allá de lo antes expuesto, son frecuentes los robos que se producen en ciudades, en el denominado “transporte de distribución capilar urbano”. Es decir, en los camiones de reparto y los furgones dedicados a la distribución en zonas urbanas. En este caso, la mitad de los robos se produce en la provincia de Buenos Aires y un cuarto de los casos en la Ciudad de Buenos Aires. A esa tendencia se adiciona el crecimiento de la venta online con la entrega puerta a puerta que generó la cuarentena. Esto hace que haya más camionetas en la calle brindando el servicio de envíos a domicilio en zonas urbanas.

La preferencia de mercaderías para los piratas del asfalto son: comida, bebidas y vino tinto, con una representación del 39% de los casos. Sin embargo, en este último tiempo, pandemia mediante, el sector de medicamentos y fármacos aumentó a un 15%.

“El modelo delictivo es muy dinámico y alcanzó una magnitud de sofisticación tecnológica elevada en los últimos años. Esto como consecuencia de que las bandas delictivas se profesionalizan constantemente. En este escenario, la tecnología es el factor clave para estar un paso adelante, de forma inteligente, en las estrategias para minimizar los riesgos que toman las compañías de seguros y las empresas de flotas”. Así lo expresó Cristian Fancioti, CEO de Ituran Argentina.

Modus operandi de los piratas del asfalto

El 90% de los casos de robo a flotas se realiza por encargo. Hay un gran trabajo de logística detrás de escena donde participan personas entrenadas, especialistas en interceptar camiones, técnicos especializados para instalar inhibidores satelitales, empleados infieles, vendedores de información, y mano de obra que se encarga de ocultar a los choferes para que no hagan la denuncia en forma inmediata.

Una organización criminal “altamente profesional” cuenta con distinción de roles. Asimismo, tiene un gran manejo de la información previa que le permite conocer cada cargamento, los dispositivos de seguridad instalados, el itinerario y la cantidad de custodios con que cuentan los camiones.

Estas bandas poseen una logística importante: vehículos para interceptar camiones con identificaciones falsas; vehículos de transporte alternativo, como por ejemplo tractores; armas; chalecos antibalas; dinero en efectivo; abogados; contactos en las fuerzas policiales y hasta judiciales; galpones; teléfonos celulares; y un buen manejo del poder de la negociación y de la información.

Por lo general, se acercan al camión y suelen mostrar un arma o pedirle al chofer que estacione. Para evitar las alarmas, lo hacen salir por la ventanilla para que no alerte a las centrales de monitoreo. Suelen ejecutar los robos una vez que el camión atraviesa el peaje para no correr el riesgo de salir en las fotos o filmaciones de la cabina.

De acuerdo a la información previamente obtenida, verán cómo anular los diferentes sistemas de seguimiento y alarma. Muchas veces, estas bandas cuentan con técnicos especializados en la anulación de los dispositivos sin que se activen los sistemas de seguridad por sabotaje, como alarmas y sistemas antivandálicos con corte de combustible, entre otros.

Recomendaciones para evitar robos

Para prevenir estas situaciones, Daniela Medina, gerente del Centro de Comando y Control de Ituran de Argentina, recomienda “tener en cuenta la colocación de un sistema de rastreo y recupero con acceso a todos los sensores delineantes de la unidad, junto con un botón de pánico que permita al chofer dar aviso previo a la central de emergencias. De esta manera, permitirá que se actúe en forma rápida y eficaz. Por otro lado, segurizar el transporte internamente para dificultar el acceso a la mercadería con diferentes tipos de cierres electrónicos”.

Una de las soluciones más eficientes para evitar el robo de la carga y del vehículo es el uso del servicio para control de flotas como “Ituran Flotas Tracking Plus”. Se trata de un servicio basado en tecnología GPS que permite el rápido recupero del vehículo en caso de robo o hurto, previo llamado del cliente al C3 (Centro de Comando y Control de Ituran Argentina) con atención personalizada las 24 horas, los 365 días del año. Además, a través de la “APP/WEB MultiUsuario” y la “MultiPlataforma Ituran”, permite la localización de cada vehículo en tiempo real y visualizar la ubicación de la flota en general, con cobertura en todo el país. Asimismo, ofrece la posibilidad de recibir alertas de velocidad y de desconexión de batería, activación de “GeoZonas” y acceso al historial de recorrido del vehículo.

Otras recomendaciones: el sistema de bloqueo remoto es una tecnología que permite bloquear de forma remota el encendido del camión, impidiendo el arranque cuando el chofer no esté al volante; es recomendable estacionar en zonas vigiladas dado que la vigilancia tiene un gran efecto disuasorio ante aquellos que pretenden robar un camión; y dificultar el acceso a la mercancía a través de la cerradura desde adentro con una barra y el uso de candados.

Nota escrita por Ituran Argentina.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook