Fraga: “Los niveles de inflación y devaluación en el último año y medio impactan muchísimo en el seguro y el reaseguro”

1214

Todo Riesgo dialogó con Daniel Fraga, gerente general de SCOR Argentina.

¿Qué se puede destacar sobre la trayectoria de la empresa?

SCOR Argentina inició sus operaciones en el año 2012 producto del nuevo esquema de reaseguros con el objetivo no solamente de mantener lo que ya tenía, ya que SCOR venía de larga data de operaciones en la Argentina, sino de incrementar el apoyo al mercado asegurador a través de una presencia local fuerte. Después de siete años, esto se logró a partir de un mix entre el conocimiento del mercado nacional y el fuerte apoyo que nos brinda la red global de SCOR, junto con la solvencia patrimonial que tiene el Grupo.

¿Cómo está posicionada actualmente la reaseguradora en el mercado de reaseguros argentino?

SCOR opera en todos los ramos, tanto de vida como de no vida. Pero claramente logramos un liderazgo en lo que son contratos no proporcionales en property and casualty y también en lo que es el apoyo a las compañías de seguros domésticas y regionales que no tienen el apoyo de una red internacional. Nuestra estrategia siempre fue la de tratar de conocer muy bien la necesidad de cada compañía y buscar la opción que mejor se adapte a sus necesidades dentro de lo que son las coberturas tradicionales; pero buscando, a su vez, una cobertura innovadora o creativa para brindar una solución.

¿Se plantean nuevos objetivos?

Sí, claramente. Desde 2002, SCOR establece planes trianuales que viene cumpliendo en forma muy estricta. Este año se está lanzando el plan para los próximos tres años, que se llama Quantum Leap, el cual tiene como objetivo principal, tal como viene ocurriendo desde 2002, mantener la solvencia y obtener un buen resultado técnico. En este plan trianual se puso como énfasis liderar todo lo referente a las nuevas tecnologías. SCOR ve que el universo de riesgos se está ampliando hacia nuevas fronteras que antes no estaban cubiertas por el seguro porque no lo necesitaban. Dichas fronteras tienen que ver con el cambio climático, con la inteligencia artificial, con la innovación, con la automatización. Con este plan, SCOR se puso como uno de sus objetivos liderar la innovación y la creación de nuevas coberturas para estos nuevos riesgos.

La devaluación del peso, que viene sucediendo fuertemente en el país en los últimos tiempos, ¿cómo está impactando tanto en la operatoria de la empresa que representás como en el mercado de reaseguros local?

Está claro que los niveles de inflación y devaluación, como los que tuvimos en el último año y medio, impactan muchísimo en el mercado de seguros, que tiene que proyectar qué va a pagar en el futuro en materia de siniestros y lo antedicho crea una gran incertidumbre. La misma incertidumbre se genera en el mercado de reaseguros porque nuestros clientes tienen que proyectar un año para adelante para poder armar sus planes de reaseguro, con lo cual esto realmente impacta. ¿Qué hizo SCOR en este sentido? Por un lado, al conocer muy bien el mercado nacional y cómo impactan las devaluaciones y la inflación en general en los mercados, pudimos adaptar los programas de reaseguro para poder dar un mejor soporte al cliente y, por el lado de las inversiones, SCOR siempre tuvo una política muy conservadora con respecto a su cartera. Esto nos permitió capear el temporal bastante bien, poder continuar con nuestra operatoria y cumplir con nuestras obligaciones sin inconveniente alguno.

¿Cómo ves el actual régimen de reaseguro argentino?

Como está armado actualmente, es un mercado que da lugar a todos los jugadores: las reaseguradoras nacionales, las reaseguradoras nacionales extranjeras (como es nuestro caso) o las admitidas. Todas tienen su nicho de mercado en el que pueden actuar y desarrollar sus negocios libremente. Hay un muy buen ejercicio de la competencia.

En cuanto al panorama que presenta el mercado de reaseguros internacional, ¿qué evaluación hacés? ¿Tiene algún impacto este contexto internacional en el mercado local?

Estamos viendo un mercado internacional que se está moviendo hacia un mercado más duro debido a mucho tiempo de caída de tasas a nivel mundial y a un aumento de la siniestralidad: en los últimos dos años tuvimos eventos de siniestralidad catastrófica muy importantes. Esto se está haciendo más efectivo en aviación u otras líneas de especialización. En el mercado de retrocesiones hay un endurecimiento de las condiciones. Suponemos que ello se va a ir derramando de alguna manera hacia el mercado de reaseguros y seguros. En el caso argentino se combina, además, con la situación nacional: con el incremento del riesgo país, de la incertidumbre y de la volatilidad, es muy probable que haya un impacto en el mercado y en las condiciones del año que viene.