Los logros de la política de precios

500
economía lachman logros política precios

La columna de Horacio Lachman

Considerar un éxito haber logrado que el aumento del costo de vida sea del 25% en diciembre, con un aumento de los alimentos del 30% y con el costo social que ello implica, sólo es posible para quienes tienen por objetivo lograr un completa desmonetización de la economía.

Inflación

Se sabe y se vivió la reciente experiencia después de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), cuando una fuerte devaluación provocó una aceleración de la presiones inflacionarias. En los planes ortodoxos de estabilización, ello se contrarrestó siempre con tasas de interés positivas y aumentos de reservas de divisas gracias a créditos internacionales -del FMI y, en otros tiempos, de los grandes bancos internacionales- que aumentan la demanda de dinero. De esa forma, la presión sobre los costos encuentra un contrapeso.

En este caso, se profundizó la caída de la demanda de dinero a través de una tasa de interés increíblemente negativa que provocó, como era obvio, el derrumbe brutal de los plazos fijos. Más aún cuando el gobierno se ocupó cuidadosamente de potenciar las expectativas de inflación mucho más allá de lo que la población y los economistas pensaban en noviembre.

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) no alcanzó el 30% porque el gobierno postergó para enero los gigantescos aumentos tarifarios que ya anunció, para reducir así el costo político de la evidente profundización de la pobreza. Salvo para unos pocos gremios, hubo una gran acentuación de ella.

Dinero

Con una inflación anual del 211%, la cantidad de dinero aumentó un 125% en 2023, pero los medios de pago aumentaron un 175% anual.

La gente se puso a gastar aceleradamente sus ahorros en pesos en un proceso de abierta licuación. Por más que los pobres bajaron su consumo, esos pesos en la calle y las expectativas creadas de una inflación del 30% mensual hicieron su trabajo. Se pusieron en acelerada marcha todos los motores de la inflación: sobrante de pesos, mayores costos y peores expectativas.

El Gobierno, además, impulsa activamente la dolarización de todas sus deudas. Quería cambiar los pasivos remunerados del Banco Central por dólares, pero no lo consiguió. Ahora se plantea licuarlos por completo con una prolongada y buscada inflación del 30% mensual, que en tres meses implica un aumento de los precios del 120%.

Dolarización

Está reconstruyendo el escenario que hizo posible la convertibilidad en los años ‘90.

Con la anunciada nueva devaluación y las divisas de la cosecha gruesa, la dolarizacion ya estará a la vuelta de la esquina. Con ella, la inflación será igual o cercana a la de Estados Unidos. Pero también será mucho más difícil aplicar políticas de desarrollo.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook

YouTube: https://bit.ly/TodoRiesgoYouTube