Abdala: “Es un seguro perfecto para las tres partes intervinientes en un contrato de alquiler”

416
abdala seguro caución tres partes contrato alquiler

Mauricio Abdala, jefe de Marketing del Segmento Individuos y Empresas del Grupo San Cristóbal, conversó con Todo Riesgo. Se refirió al seguro de caución para alquiler y al producto Alquiler Garantizado que ofrece San Cristóbal Seguros.

Contexto

Abdala comenzó indicando que “en los últimos tres años vimos un incremento contundente en la solicitud y la concreción de este tipo de pólizas. No es un dato menor ya que se trata de un seguro que facilita el cierre de operaciones de alquileres entre inquilinos y propietarios”.

“Actualmente, y para dimensionar el escenario en el que este instrumento aporta una solución, vivimos en una realidad dónde el déficit habitacional es muy profundo, siendo cada vez mayor la demanda de viviendas de alquiler. Un estudio de la Fundación de Estudios para Desarrollos Inmobiliarios (FEDI) de la Cámara Inmobiliaria Argentina explicó que en la Argentina hay 12,2 millones de hogares y que el 16% de ellos alquila vivienda (dos millones de familias). Según el informe, unas 800 mil familias alquilan en el Gran Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires, y en ésta última se realizan alrededor de 17 mil contratos de alquiler por mes”, explicó el directivo.

Producto

Respecto a Alquiler Garantizado, Abdala señaló que “es un instrumento que le garantiza al propietario el cobro de los alquileres en tiempo y forma, y libera al inquilino del requisito de las garantías (muchas veces difícil o hasta imposible de conseguir) por un pago que suele ser menor a los tradicionales dos meses de depósito. Para las inmobiliarias, a su vez, se convierte en una óptima oportunidad para acercar a las partes y concretar operaciones ya que, muchas veces, los acuerdos se truncan por no cumplir con las garantías necesarias. Los requisitos son mínimos y aplica tanto para trabajadores en relación de dependencia como para autónomos y monotributistas”.

“Como describimos, se trata de un seguro perfecto para las tres partes intervinientes en un contrato de alquiler. Facilita y acelera los procesos y brinda tranquilidad tanto para el inquilino como para el propietario y la inmobiliaria. La póliza es emitida y entregada en 48 horas y cuenta con la regulación pertinente de la Superintendencia de Seguros de la Nación. Esto disminuye notablemente los costos asociados a la presentación de garantías”, aseguró el jefe de Marketing del Segmento Individuos y Empresas del Grupo San Cristóbal.

Requisitos

Asimismo, Abdala remarcó que “la contratación de este producto es muy sencilla y rápida. Requiere los datos del inquilino, donde se analizará en base a su perfil crediticio, requisitos como no poseer antecedentes negativos en Nosis/Veraz y la ocupación/profesión (el mismo deberá tener una antigüedad laboral mínima doce meses bajo relación de dependencia). Si es autónomo o monotributista, la antigüedad de inscripción en AFIP debe ser igual o superior a un año. Además, la relación monto de alquiler mensual versus ingreso mensual neto no debe superar el 35%. Asimismo, si el/la tomador/a es casado/a o está unido en unión convivencial podrá sumar ambos ingresos, previa presentación de copia de libreta matrimonial o certificado de convivencia”.

“Por otro lado, tenemos la figura del garante (avalista). Los requisitos son similares a los anteriormente mencionados”, añadió el ejecutivo.

Especificidad

Alquiler Garantizado contempla la cobertura de todos los costos incluidos en el contrato: pago de alquiler (cobertura obligatoria), sustitución de depósito en garantía, demora en el pago de expensas y servicios, impuestos y tasas inmobiliarias, eventuales costos por desalojos y cualquier otro gasto previsto en el acuerdo. El propietario queda así liberado de toda complicación económica derivada del incumplimiento”, sostuvo Abdala.

El directivo detalló que “para el propietario (asegurado), las principales ventajas y servicios por operar con nuestro producto son: dar seguridad y puntualidad en el cobro de los alquileres; sortear conflictos judiciales por falta de pago del inquilino; evitar la morosidad en el pago de los alquileres e impuestos; y otorgar cobertura sobre el importe del alquiler. También da cobertura de gastos frente a la ocupación indebida posterior al contrato y sobre las expensas, los impuestos, los servicios y el depósito en garantía”.

“En tanto, los beneficios para el inquilino (tomador) son que el costo es menor a dos meses de alquiler por todo el contrato y que es de sencillo acceso tanto para empleados en relación de dependencia como monotributistas y/o autónomos. Además, facilita el trámite ya que impide incurrir en gastos al adquirir garantías de dudosa procedencia que luego son rechazadas y simplifica y agiliza los gestiones previas a la firma del contrato de alquiler”, destacó el ejecutivo.

Siniestralidad

Por último, Abdala explicó que “la siniestralidad de este riesgo es baja, lo cual nos permite mantener cierta previsibilidad en el comportamiento de las coberturas ofrecidas. La combinación de necesidad y demanda sobre este tipo de seguros fue creciendo sostenidamente. Esto hace del segmento un nicho sumamente competitivo”.

 

Seguinos en las redes:

LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn

Twitter: https://bit.ly/TodoRiesgoTwitter

Facebook: https://bit.ly/TodoRiesgoFacebook

YouTube: https://bit.ly/TodoRiesgoYouTube