Zanatta: “Debemos sacar provecho de este significativo cambio”

584

“Hay que tener muy en cuenta la importancia de la nueva normativa tanto para el asegurado como para el mercado asegurador y el país en su conjunto. En todo el mundo, desarrollado o no desarrollado, el inversor institucional número uno son las compañías de seguros de vida y los fondos de pensión. Son ellos los que permiten el desarrollo del mercado de capitales y, con un mercado de capitales desarrollado, se logra que los distintos actores de la economía tengan un mayor financiamiento que impulsa el crecimiento económico”, señaló Mauricio Zanatta, presidente de la Asociación Civil de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina (AVIRA) y CEO de Prudential Seguros, en diálogo con Todo Riesgo. “Con el establecimiento de los nuevos incentivos fiscales se dio un paso muy importante para avanzar por ese camino, por ello tendremos que ser lo suficientemente cuidadosos para consolidar este proceso”, reflexionó.

El nuevo régimen establece significativos incentivos fiscales para las compañías de seguros de vida, las compañías de seguros de retiro, y las cuotapartes de fondos comunes de inversión con fines de retiro. “Veremos en la práctica si con los fondos vamos a competir o complementarnos”, pero dejó en claro que “las compañías de seguros no pueden participar de fondos comunes de inversión. Las aseguradoras de vida están reguladas por la Superintendencia de Seguros de la Nación, mientras que los fondos son regulados por la Comisión Nacional de Valores”, precisó el presidente de AVIRA.

“Las características del seguro de vida y de retiro hacen que la venta personalizada continúe siendo muy importante”, explicó Zanatta en cuanto a los canales de comercialización: “Nosotros en Prudencial trabajamos a través de la venta personalizada. No desarrollamos bancaseguros teniendo en cuenta que hay una gran cantidad de bancos que tienen una compañía de seguros, por lo cual penetrar en ese mercado puede hacerse difícil. Pero estamos constantemente evaluando alternativas de nuevos canales de distribución y, en la medida que creamos que pueden funcionar, vamos a desarrollarlos”.

El CEO de Prudential admitió que “los nuevos incentivos estuvieron por debajo de nuestras expectativas y son inferiores a los que prevalecen en el mundo. En nuestro país, cuando se establecieron en los años 90, alcanzaban los mil pesos, equivalentes a mil dólares”, aunque subrayó que “antes que pensar en pedidos adicionales, tenemos que sacar provecho de este significativo cambio. Sobre la marcha iremos dialogando con las autoridades”.

También, prosiguió Zanatta, “en la medida en que tengamos claro el panorama, veremos qué tipos de instrumentos de inversión adicionales a los que se cuenta ahora son convenientes para satisfacer las necesidades del sector y buscar que esas propuestas se alineen con los criterios de la Comisión Nacional de Valores. De esa forma se desarrollará un proceso virtuoso”.

Frente a la realidad de que todavía falta estabilizar la economía, se consultó a Zanatta sobre la posible apuesta al desarrollo de seguros indexados. En este sentido, el directivo indicó que “actualmente hay pocos instrumentos con esas características y no puede venderse un producto indexado si no tengo los instrumentos para invertir esos fondos. Hay que tener en cuenta que si hablo de un seguro de vida con ahorro, estoy hablando de un contrato que en promedio tiene entre diez y doce años y no hay muchos instrumentos que sean adaptables a esos plazos. Por ello se trabajará en conjunto con las autoridades para crear este tipo de alternativas de inversión que permitan desarrollar el mercado”.

El presidente de AVIRA destacó también que la nueva etapa recién se inicia y, por ende, recién empiezan a evaluarse, por ejemplo, los cursos de capacitación que se adapten a los diferentes grupos de compañías, con diferentes estrategias: “Están evaluándose los próximos pasos y pronto nos pondremos en marcha”.

En cuanto a las canales para impulsar el financiamiento al sector privado, Zanatta manifestó que “deben ser instrumentos autorizados por la Superintendencia de Seguros de la Nación, que es la que aprueba las inversiones permitidas para las compañías de seguros. En la medida en que se desarrolle el mercado de capitales, irán creándose los instrumentos que permitan darle forma a las diferentes clases de inversiones”.

El CEO de Prudential además sostuvo que los nuevos incentivos permitirán seguir acorralando al seguro off shore, “que seguramente siga existiendo pero no con la magnitud de años atrás. A nuestra fuerza de ventas no le llega de este sector una competencia como la de otros momentos. Sin dudas, el control más estrecho de las autoridades, las multas, etc., hacen que hoy, quienes quieran ir por ese camino, estén expuestos a un riesgo muy grande”.