Siniestro vial en Río Negro: indemnización por más de dos millones de pesos

245

Una mujer de 25 años que sufrió graves lesiones a raíz de una maniobra imprudente de otro conductor será indemnizada con más de 2 millones de pesos, según un fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Civil de Cipolletti, provincia de Río Negro, dictado en autos “Alarcón Alejandra Elizabeth c/ Cofre José Erasmo y otro s/ Daños y Perjuicios (ordinario)”, informó Diario Judicial.

La demandante viajaba como acompañante en otro auto que circulaba por la Ruta Nacional Nº 151. A raíz de la maniobra imprudente atribuida al conductor del Fiat Uno se produjo una colisión y la damnificada sufrió una fractura. Luego debieron operarla y colocarle clavos. La primera pericia médica arrojó como resultado una incapacidad laboral del 29,4%. Sin embargo, la Cámara Civil consideró en la apelación que el porcentaje de incapacidad asignado a una cicatriz en el tobillo “carece de entidad para graduar una incapacidad de carácter permanente”.

“Lo cierto es que dicha cicatriz no le afecta su productividad laboral, es decir, no la coloca en una situación de inferioridad ni repercute en sus posibilidades económicas, ni resulta ser de una entidad y exposición que provoque una mortificación en el desarrollo de su vida cotidiana”, se señaló en la sentencia suscripta por los jueces Emilce Alvarez, Alejandro Cabral y Vedia, y Marcelo Gutiérrez.

Respecto del daño moral, el tribunal indicó que “parece razonable el monto determinado en la sentencia en concepto de daño moral -fijado a la fecha del decisorio impugnado- en la suma de 300 mil pesos teniendo en cuenta los padecimientos físicos y espirituales que atravesó la actora, respecto de los cuales la recurrente no aportó prueba en contra alguna”.

El fallo le atribuyó la responsabilidad al conductor del otro vehículo, que subió imprevistamente a la Ruta Nº 151 desde la banquina que comunica con la Circunvalación de Cipolletti. Como resultado, la mujer será indemnizada por la suma de 2.146.687,9 pesos más intereses. Los responsables del pago son el conductor condenado y su compañía de seguros.