Savo: “Assurmix permite aprovechar las deducciones fiscales a través de un instrumento que brinda protección y ahorro”

213

Dentro del contexto de los nuevos incentivos fiscales anunciados a principios de este año por el Poder Ejecutivo, CNP Seguros creó un nuevo paquete de productos pensado en el segmento de clientes alcanzado por el Impuesto a las Ganancias.

A partir de este año, quienes sean tomadores y pagadores de un seguro de vida o de un seguro de vida con ahorro podrán deducir hasta 12 mil pesos por tipo de seguro de su base imponible del Impuesto a las Ganancias. Quienes sean contratantes de ambos podrán sumar las deducciones totalizando un límite de hasta 24 mil pesos.

Con esto en mente, CNP Seguros creó Assurmix, un paquete compuesto por un seguro de vida y un seguro de vida con capitalización. Assurmix fue lanzado en la primera semana de septiembre y está disponible para su comercialización a través del Canal Productores de CNP Seguros.

Nieves Ferretti, gerente del Canal, confía en que este producto puede representar grandes oportunidades comerciales para el productor: “Sabemos que las personas alcanzadas por el Impuesto a las Ganancias son un nicho y por eso quisimos diseñar un producto 100% ajustado a esa situación para poder darle al productor una herramienta atractiva para seguir desarrollando el mercado con foco en el bienestar y las necesidades de las personas”.

Por su parte, Romina Savo, gerente actuarial de la compañía, comentó las claves del producto y cómo se trabajó para diseñarlo.

¿De dónde surgió la idea de diseñar este producto?

En CNP Seguros, el cliente es el punto de partida en todo lo que hacemos. Por eso no podíamos dejar pasar la oportunidad de hacer un producto específico para quienes pagan Ganancias, ya que a partir del Decreto Nº 59/2019 se incrementaron los montos máximos a deducir por seguros que no se actualizaban desde los años ‘90. Con este espíritu, se ideó Assurmix. Pensamos entonces en ofrecer una suma asegurada que realmente se adecúe a las necesidades de la familia en caso de fallecimiento y además la constitución de un ahorro para planificar a futuro, en ambos casos buscando la posibilidad de maximizar la deducción de la base imponible considerada para el cálculo del Impuesto a las Ganancias.

Tras la publicación del Decreto Nº 59/2019, los montos límite establecidos son de 12 mil pesos para el período fiscal 2019, 18 mil para el período fiscal 2020 y 24 mil pesos para el período fiscal 2021. Estos montos se ajustarán los años posteriores por Unidades de Valor Tributario (UVT) conforme lo determine la ley que se promulgará a tal efecto (la UVT se crea a partir de la Ley Nº 27.430 como unidad de medida de valor homogénea).

Como las deducciones son acumulables, quien contrate Assurmix este año podrá deducir todo lo que pague por el producto hasta 24 mil pesos, lo que significa un posible ahorro sustancial en materia impositiva. Entonces, el combo permite de manera simple aprovechar las deducciones fiscales a través de un instrumento que brinda protección y ahorro al asegurado.

¿Cuáles son sus características técnicas?

Nuestro producto está dirigido a quienes busquen proteger a sus seres queridos y planificar proyectos a largo plazo a partir del ahorro en materia impositiva que genera la deducción del costo del seguro. Así, Assurmix está compuesto por dos productos:

a) Un producto de protección. Se trata de un seguro de vida puro que brinda cobertura para los siguientes riesgos: muerte, incapacidad total y permanente, pérdidas parciales por accidente, y doble muerte accidental. La suma asegurada de cada cobertura es de 1,5 millones de pesos, la edad máxima de ingreso es de 64 años y la máxima de permanencia es de 70. El costo es de 1.500 pesos mensuales y fue pensado en función de llegar a los límites permitidos por la Resolución de cara a 2020, es decir, cubriendo el máximo de 18 mil pesos deducible que surge de pagar el costo de 1.500 por doce meses. Por supuesto, el producto de protección se actualizará para siempre poder deducir lo máximo durante la vigencia de la póliza. Finalmente, a fin de resguardar la suma asegurada de protección ante la inflación, la misma se actualizará en la misma proporción al costo.

B) Un producto de ahorro. El otro producto dentro de Assurmix es un seguro de vida con capitalización, cuyo funcionamiento permite generar un ahorro a partir de la inversión de los fondos constituidos con el pago del seguro. CNP invierte estos fondos en instrumentos financieros para potenciar el ahorro del contratante. A su vez, incrementa la protección del combo con una cobertura en caso de muerte de 100 mil pesos. La edad máxima de ingreso al seguro es de 64 años con la posibilidad de estar cubierto hasta los 90. Como en el caso del producto de protección, el costo mensual es de 1.500 pesos.

Finalmente, cabe destacar que los dos productos que componen Assurmix son de muy fácil acceso al no tener cuestionario de salud ni otros requisitos de suscripción. El costo final de todo el paquete es de 3 mil pesos mensuales.

¿Cómo aprovecha Assurmix la normativa vigente?

El espíritu de la normativa, como aseguró el superintendente de Seguros de la Nación en una conferencia de prensa, es generar la cultura de ahorro interno y previsión para las familias con un instrumento que a nivel inversión tiene un flujo positivo para la economía real enorme. En este sentido, Assurmix no sólo permite transformar el ahorro impositivo de nuestros asegurados en protección para sus familias y ahorro, sino que su aporte es aún más significativo: la contratación de seguros de personas fomenta el ahorro nacional y eventualmente genera un crecimiento del mercado de capitales y una mayor inversión en la economía real.

El índice de penetración del seguro (relación cuantitativa que asocia las primas de seguro con el Producto Bruto Interno de un país) constituye un indicador de la forma en que una sociedad emplea este mecanismo. Según datos de la Asociación de Supervisores de Seguros en América Latina (ASSAL) para 2017, en la Argentina la penetración de los seguros de vida no representa más del 0,5% del PBI, mientras que en otros países como Brasil y Chile el índice asciende al 2% y 3%, respectivamente. A su vez, estos valores son significativamente menores a los registrados en los considerados países desarrollados.

Hay mucho camino por recorrer. No sólo en materia de incentivos fiscales, sino también en lo que respecta a conciencia aseguradora. Cabe destacar el importante rol que desempeñan los incentivos fiscales en la divulgación de los seguros.