Salazar: “Compensar tarifas insuficientes con capital es pan para hoy y hambre para mañana”

150

Todo Riesgo dialogó con Daniel Salazar, director ejecutivo de ADEAA (Asociación de Aseguradores Argentinos).

¿Cómo está conformada ADEAA y qué representa esta cámara en el mercado?

ADEAA es una asociación que agrupa a las compañías de capitales nacionales medianas y pequeñas. Se fundó hace trece años y tuvo un crecimiento fenomenal en este último tiempo: hoy por hoy tenemos afiliadas a 29 aseguradoras. Crecimos enormemente en cuanto a la porción de mercado que cubrimos: tenemos cerca del 9% de los automóviles asegurados y el 10% de las pick-ups. Tenemos afiliadas a compañías distribuidas en todo el territorio nacional que tienen una importancia fenomenal en todo lo que son las economías regionales y, por su tamaño, son sumamente dinámicas y ágiles. Trabajamos exclusivamente con productores asesores. Esta es otra de las características que tienen las afiliadas a ADEAA.

En cuanto a la actualidad del mercado asegurador, ¿en qué etapa se encuentra la reforma de la Ley de Seguros?

Hace unos meses, el senador Maurice Closs presentó un proyecto para modificar la Ley de Seguros. Pretendía que en el seguro de responsabilidad civil automotor obligatorio también se cubran la culpa grave y el dolo del asegurado. Lo que permitía era el recupero posterior por parte de la aseguradora, que fuera inoponible esa limitación. A raíz de esto, ADEAA fue convocada por la Cámara de Senadores, específicamente por la senadora del bloque oficialista, Olga Brizuela y Doria, quien había estudiado el proyecto, para que le diéramos nuestro parecer. Con mucha sorpresa y agrado, nos encontramos con un equipo de trabajo en el Senado que conocía perfectamente la ley, que sabía de seguros, que había estudiado antecedentes de otros países. Así que pudimos hacer un análisis.

¿Cuál es la propuesta de ustedes?

Primero, tratar que este proyecto no avance porque va a implicar sobrecostos en el seguro. Sin perjuicio de ello, estamos trabajando junto con otras cámaras y con la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) en un proyecto no ya de reforma de la Ley de Seguros, sino en un proyecto específico sobre la Ley del Seguro Automotor Obligatorio. En ello está trabajando Juan Ignacio Perucchi, gerente técnico de la SSN, y la verdad es que estamos trabajando muy bien.

Recientemente, hubo una reunión en el Banco Nación en la que se abordaron temas importantes. Dos de ellos generaron mucha polémica: uno es el del gobierno corporativo y el otro es el de aportes de capital en casos de insuficiencia de tarifas. ¿Cuál es la opinión de ADEAA sobre estos temas?

Con ADEAA participamos en esa reunión y nos fuimos con las ideas que nos había propuesto la autoridad de control. Sobre los dos puntos tenemos una visión particular. La primera es sobre el tema de la insuficiencia de prima. En ADEAA tenemos una frase que dice que un mercado solvente se construye a partir de primas suficientes, reservas consistentes, una administración prudente del riesgo y, en última instancia, el capital. Entonces lo primero que hay que ver es el tema de las tarifas suficientes. Y lo que no se puede hacer nunca, bajo ningún concepto, es compensar tarifas insuficientes con capital porque eso, de alguna manera, es pan para hoy y hambre para mañana. Esta puede ser una medida preventiva en algún momento específico, pero no puede sostenerse en el tiempo. Los que se tienen que sostener en el tiempo son los resultados técnicos positivos, y no es exactamente lo que está ocurriendo hoy en el mercado. Los últimos números dicen que el año pasado hubo un resultado técnico negativo de 49 mil millones de pesos, que es realmente muy alto. Esperemos que este resultado se corrija en este ejercicio. En el tema de gobierno corporativo también tenemos ideas muy particulares. Creemos que la Argentina se tiene que insertar en el mundo, que el mercado de seguros se tiene que insertar en el mundo. Tenemos que copiar los buenos modelos del mundo. Hay muchas cosas buenas para copiar, pero esto no significa que debamos importar todo sin adaptarlo a nuestro mercado. En la Argentina hay muchas empresas muy solventes (que tienen primas suficientes, reservas consistentes), pero tienen un sistema de organización familiar, con lo cual la importación de algunos estilos de control y de gobierno corporativo más parecidos a las compañías que operan en Bolsa no se adaptarían mucho a nuestro mercado. Todo esto lo estamos hablando con la SSN e intercambiamos opiniones permanentemente. Tenemos un muy buen diálogo con las autoridades y con todas las gerencias de ese organismo.

¿Cómo están viendo desde ADEAA la evolución de la siniestralidad?

La siniestralidad hay que dividirla en dos campos que tienen dos perspectivas totalmente distintas. Una es la de riesgos de trabajo. Aquí, la siniestralidad bajó mucho y la litigiosidad, que es lo que más nos preocupa, bajó enormemente con la nueva ley, con la reforma de hace unos años y con la adhesión de prácticamente todas las provincias. En este punto hay que aclarar que sería muy bueno que la provincia de Santa Fe adhiera de una vez por todas porque en definitiva los que se terminan perjudicando son los trabajadores y las pymes de Santa Fe. Es una pequeña contradicción que tiene el gobierno santafesino, que siendo socialista no se preocupa por los trabajadores ni por las pymes de su provincia. En autos, por otro lado, la tendencia es alcista. Este año se vieron los números y subió la litigiosidad un 2% en riesgos varios y automotores. Esto tiene diferentes razones. Una de ellas es que, con la inflación que hay, es muy difícil llegar a acuerdos y tener la previsión correcta de cuánto vale un siniestro. Sin esa previsión, sin esa capacidad de tasar bien un siniestro, es muy complicado acordar y bajar la litigiosidad.