Roberts: “Nuestro principal diferencial es cómo atendemos al productor y al cliente”

609

Todo Riesgo dialogó con Alan Roberts, gerente general de Evolución Seguros.

¿Cómo y cuándo nació Evolución Seguros?

Evolución Seguros, propiamente dicha, tiene sólo un año. Sin embargo, la aseguradora tiene más de 70 años: es la compañía que tenía la Cámara de la Construcción. Hace tres años fue adquirida por un nuevo Grupo y, con la llegada de este nuevo Grupo, me convocaron a mí y nos pasamos los primeros tres años administrando y ordenando la aseguradora con los nuevos negocios que le fuimos dotando. En junio de 2018 nos aprobaron el nombre de Evolución Seguros (antes se llamaba La Construcción Compañía de Seguros).

¿Qué perspectivas tienen para el nuevo ejercicio que comenzó en julio?

Nuestro principal trabajo en estos últimos tres años fue ordenarnos y armar los procesos que necesitábamos para poder administrar los negocios que tenemos actualmente. En el último año empezamos a tener más contacto con productores y a testear nuestras coberturas. Generamos nuevos planes para una gran cantidad de ramas, que son las que pretendemos comercializar ahora. En el ejercicio 2019/2020 queremos salir bastante más fuerte.

Para la comercialización, ¿están apuntando al canal de productores?

Productores y brokers es el canal que elegimos. Esta compañía fue la primera en emitir una póliza de caución en el mercado. Fue en el año 1968 y, por eso, La Construcción era conocida como una aseguradora “caucionera”. Creemos y coincidimos con los accionistas que ésta es la punta de lanza para comenzar a comercializar otros productos, como todo riesgo construcción, incendio, seguro técnico, vida colectivo, sepelio colectivo, etc.

Uno de los temas que impacta en todas las industrias, y en la de seguros también, es el de la tecnología: ¿ustedes cómo están trabajando? ¿Cómo piensan trabajar?

Es nuestra deuda pendiente de alguna manera. Los tipos de riesgos que estamos manejando no son riesgos en los que la tecnología prime con un diferencial. No obstante, tenemos a la tecnología como punto de agenda constante para ayudar y asistir a los productores, a nuestros tomadores, a los asegurados e inclusive a los beneficiarios de las pólizas colectivas.

Ustedes tienen la ventaja de no arrastrar un pasivo pesado. Esto les permite, desde una empresa sana, trabajar paso a paso en forma lenta y sin riesgos.

Este año fue fundamental para nosotros. Vimos en el mercado asegurador grandes siniestros y mucha ocurrencia, que por suerte a nosotros no nos afectó. Lo dicho impacta muy negativamente también en la suscripción de riesgos. Estamos viendo cómo los suscriptores de otras compañías se están retrotrayendo un poco ante este nivel de ocurrencia. Esto nos posibilitó observar más distendidamente los riesgos e, inclusive, aunque marginalmente, nos permitió crecer, a pesar de que no estábamos teniendo una comercialización fuerte.

Con respecto al reaseguro, ¿con qué respaldo cuentan?

Tradicionalmente, en caución tenemos contratos de cuota parte con exceso de pérdida. A partir de mi gestión, y como tengo una buena relación con el mercado de reaseguros (me inicié en seguros en el área de reaseguros de una entidad), empezamos a incrementar los contratos en caución particularmente. Este año cerramos un nuevo contrato de caución de cuota parte con exceso de pérdida por 400 millones de pesos. El año pasado armamos un contrato de misceláneos, el primero después de mucho tiempo, en el cual tuvimos algunas capacidades mínimas que renovamos con nuevas capacidades, especialmente para responsabilidad civil y construcción, para tener y para cumplimentar los montos que solicita la Ciudad de Buenos Aires. Conseguimos mejores condiciones para todo riesgo construcción, todo riesgo incendio. Comenzamos a elevar los volúmenes después de un año de haber testeado el mercado y ver lo que nos pedían nuestros clientes.

¿Qué va a encontrar un productor en Evolución Seguros?

Estamos buscando ser contracíclicos. Hay muchas aseguradoras que están poniendo 0800 o aplicaciones para la atención al productor o al asegurado. Nosotros hacemos todo lo contrario: atendemos el teléfono. Lo que vemos es que el productor y el cliente necesitan constantemente que alguien los atienda. Para nosotros, esto es fundamental y hoy es nuestro principal diferencial: “Llamanos por teléfono en cualquier momento, nosotros te vamos a atender y te vamos a resolver el problema”. Mi teléfono lo tienen todos los productores, se comunican conmigo y, en general, podemos resolver las cuestiones. La respuesta es rápida porque el productor necesita respuestas rápidas. Este mensaje lo transmitimos a toda la compañía. Al ser “chicos” podemos adaptarnos y adecuarnos a lo que necesita el productor.