Flexibilización del aislamiento: protocolo conjunto del seguro

1860
protocolo seguro conjunto aislamiento coronavirus

Aseguradoras del Interior de la República Argentina (ADIRA), la Asociación Argentina de Compañías de Seguros (AACS), la Asociación de Aseguradores Argentinos (ADEAA), el Sindicato del Seguro, la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART), la Asociación Argentina de Cooperativas y Mutualidades de Seguros (AACMS), la Asociación Civil de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina (AVIRA), la Asociación Argentina de Sociedades de Capitalización (ASCAP) y la Federación de Asociaciones de Productores Asesores de Seguros de Argentina (FAPASA) elevaron al gobierno nacional un protocolo conjunto del seguro. El objetivo es lograr la flexibilización de la actividad aseguradora en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

En el documento se argumenta que la progresiva apertura de algunas actividades, cuyo objetivo es mantener funcionando el entramado socio económico, también requiere del soporte necesario de la industria aseguradora.

En este marco, en un trabajo conjunto entre las representaciones empresarias, de los productores y de los trabajadores, se elaboró un protocolo de trabajo para esta emergencia.

Tareas a desarrollar

Uno de los puntos del documento plantea habilitar la concurrencia de personal de mantenimiento de sistemas e instalaciones a las oficinas. También la atención al público, sólo con turno previo y cuando sea estrictamente necesario.

En tanto, se solicita la circulación de inspectores de riesgos propios de las aseguradoras o contratados sólo para realizar inspecciones previas que no puedan efectuarse digitalmente.

Respecto del personal de gerencias y niveles de decisión, se requiere puedan acudir a las oficinas siempre y cuando sea necesaria la gestión presencial. Así también los recursos humanos mínimos para llevar adelante las tareas indispensables para el funcionamiento de las compañías en la emergencia.

En el documento se plantea un esquema de trabajo en las compañías: hasta un 10% de personal en las ciudades de Córdoba, Rosario, Mendoza y Ciudad de Buenos Aires; hasta un 15% en ciudades capitales de provincia (excepto Córdoba y Mendoza); y hasta un 20% en el resto de las ciudades.

Productores y brokers

Por otra parte, teniendo en cuenta su lugar de residencia y el ámbito de cobertura de sus clientes, se propone el desplazamiento de brokers y de productores de seguros y de capitalización y ahorro en los grandes centros urbanos según el siguiente encuadre: matrículas pares, lunes y miércoles; y matrículas impares, martes y jueves.

Los centros urbanos incluidos serían AMBA, Rosario, Córdoba, Santa Fe, Paraná y Mendoza. En el resto del país, la circulación se desarrollaría sin restricciones. A su vez, los productores priorizarían el uso de transporte privado o medios individuales para circular.

En esta línea, la industria aseguradora se compromete a fomentar y mantener lo máximo posible el trabajo remoto durante esta coyuntura.

Exclusiones

Entre las exclusiones previstas se encuentran los mayores de sesenta años, quienes posean enfermedades preexistentes de riesgo y las trabajadoras con embarazo en curso. También quienes hayan ingresado al país, quienes hayan tenido contacto directo con personas ingresadas desde el exterior y quienes hayan manifestado síntomas compatibles con el coronavirus, siempre en los últimos catorce días.

A su vez, todas las personas que cumplan las funciones presenciales deberán efectuar la declaración jurada de salud correspondiente.

Si un trabajador o alguien de su grupo familiar conviviente presente síntomas compatibles con la enfermedad, deberá notificarlo y abandonar sus funciones. Se procederá entonces al aislamiento obligatorio por el plazo de catorce días. Igual medida se tomará con todo el personal que se encuentre desarrollando funciones en el sector donde cumplió tareas el trabajador. También con quienes hayan tenido contacto directo. Siempre por el plazo de catorce días.

En paralelo, se comunicará esta situación a las autoridades sanitarias de contralor facilitando toda la información necesaria para el seguimiento y el control correspondiente. También se dará curso informativo a la Obra Social del Sindicato del Seguro (OSSEG). Esto en la medida que el trabajador se encuentre afiliado a dicha obra social.

Protocolo para el seguro

Considerando todo lo expuesto, los firmantes del documento se comprometen a aplicar y cumplir el protocolo, adecuado a los requerimientos que cada jurisdicción establezca.

Algunos de los puntos del protocolo del seguro son los siguientes: ingreso restringido del público, limpieza y desinfección de los puestos de atención al público, turno de lavado de manos, aireación del inmueble, limpieza total de pisos, provisión de elementos de protección individual (alcohol en gel, barbijo y jabón líquido antibacterial), colocación de separadores o mamparas en los puestos de atención al público, guarda estricta del distanciamiento interpersonal, y curso presencial o a distancia sobre manejo y utilización de los elementos asignados.

También se menciona el mantenimiento estricto de las licencias para personas de riesgo y por cuidado de hijo en edad escolar, kit de desinfección para las personas en contacto con el público asistente, uso obligatorio del barbijo, uso de transporte privado cuando sea posible, medición de la temperatura corporal de los empleados al ingreso de la jornada laboral, establecimiento de grupos de trabajo presenciales, y jornadas flexibles de trabajo.

A su vez, las empresas se comprometen a informar a la representación gremial la cantidad de integrantes de los equipos rotativos. También darán a conocer las medidas de prevención e higiene y seguridad implementadas, concluye el protocolo del seguro.

 

Ya podés seguirnos en nuestra nueva cuenta de LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn.