La atropellaron cuando cruzaba con el semáforo en rojo, pero por su edad será indemnizada por el conductor y la aseguradora

728

La Cámara de Apelaciones en lo Civil de Cipolletti, provincia de Río Negro, le otorgó una considerable indemnización a una mujer de 66 años que fue atropellada al cruzar una senda peatonal cuando el semáforo se encontraba en verde para el paso de vehículos. Lo hizo en el marco de la causa “Araneda Ema del Carmen c/ Krahulec Silvana Marcela y otro s/ daños y perjuicios (Ordinario)”, según dio a conocer Diario Judicial.

De esa forma, los camaristas Marcelo Gutiérrez, Elba Alvarez y Luis Méndez modificaron la sentencia de primera instancia que distribuyó las culpas en un 80% para la peatona y en un 20% para la conductora de la camioneta Ford Eco Sport que la atropelló. Resolvieron fijar una indemnización en 346.181,84 pesos, que deberá ser afrontada por la conductora y su aseguradora.

Los camaristas rechazaron los argumentos de la sentencia de grado que sostuvo que la atropellada “no respetó acabadamente las normas vigentes para los peatones que deciden cruzar una calle, en tanto lo hizo cuando el semáforo habilitaba el cruce de los vehículos de la arteria que ella quería trasponer”.

La actora, al apelar, argumento que por “el ancho de la vía se dificulta el cruce de una persona de edad” y que “no estaba en condiciones de ver si el semáforo estaba en rojo o en verde, que no fue imprudente ni negligente al cruzar”.

En ese sentido, los magistrados detallaron que “todo conductor como guardián de una cosa peligrosa y riesgosa, está obligado a permanecer atento a las evoluciones imprevistas de la circulación” y “resulta indiscutible que los conductores de vehículos por el solo hecho de encontrarse habilitado su paso en una bocacalle por el semáforo, se encuentren habilitados a embestir o llevar por delante a los peatones distraídos, ya que en todo momento deben guardar el pleno dominio de su rodado”.

Los jueces tuvieron en cuenta la edad de la mujer, que en esas circunstancias se presumía no iba a cruzar la senda peatonal corriendo, que la persona que manejaba el vehículo podría haber hecho una maniobra de esquive, y que el “semáforo verde” no habilita a atropellar “peatones distraídos”.