Furlan: “En los últimos dos años, Prudencia Seguros cambió integralmente sus sistemas tecnológicos”

612

Todo Riesgo dialogó con Jorge Furlan, coordinador general de Prudencia Seguros.

¿Cómo están evolucionando los resultados de Prudencia Seguros?

La primera reflexión que tengo que hacer es que la compañía tuvo que adecuarse rápidamente a los impactos que, de distinto orden, tuvo el mercado asegurador en su conjunto durante el último año. Como ésta es una empresa de nichos, en cada uno de los nichos tuvo algún impacto. Hubo pérdida de coberturas en el caso de automotores. Esto tuvo mucho que ver con una definición política de procurar mantener los resultados técnicos dentro de un nivel equilibrado, con lo cual la compañía no salió a competir en precios y esto, evidentemente, le hizo perder algo de cartera. En el caso del seguro de caución, que creció escasamente un 20%, tuvo mucho que ver el marcado cambio que hubo en las expectativas del ramo. En el caso de responsabilidad civil, por el contrario, hubo un crecimiento razonable, no en línea con la inflación, cercano al 35%. A nivel de mercado, el ramo responsabilidad civil fue uno de los más creció en términos porcentuales, pero con una competencia muy fuerte de tarifas. En términos generales, la empresa tuvo un crecimiento aproximado del 30% y sus resultados a diciembre de 2019 fueron positivos.

¿Cuáles son los proyectos comerciales que tienen en mente de cara a este año?

Básicamente, estamos procurando mantener la cartera. No es un objetivo sencillo de cumplir porque, en el caso de la responsabilidad civil, estamos vinculados estrechamente con la cobertura de la praxis médica. El sistema de salud está en una situación de crisis desde hace mucho tiempo, aunque se acentuó en los últimos dos años o, por lo menos, la crisis se manifestó de un modo distinto. Hay una perspectiva relevante si uno analiza el mercado que tiene que ver con este tipo de cobertura. Pensemos que la Argentina tiene algo más de 2.100 municipios con establecimientos de internación y con muy poco seguro. Esto quiere decir que hay un mercado potencial importante. En el caso de caución, tenemos que trabajar dentro de lo que es la tendencia para el ramo. No hay que esperar un crecimiento de la obra pública y creo que tampoco de la obra privada. Hay que tener una expectativa en las garantías judiciales, en las garantías que se vinculan con alquileres, donde nuestra compañía viene interviniendo hace ya bastante tiempo con un resultado muy razonable. Para algunos otros productos habría que crear un mercado de reaseguro que nos acompañe, tarea a la que le vamos a poner bastante impulso en el transcurso de estos meses, de modo de ir sosteniendo el nivel de la empresa.

Con respecto al tema tecnología, ¿qué servicios les ofrecen a los asegurados y a los productores?

Te agradezco la pregunta porque es una magnífica oportunidad para mostrar lo que se hizo en los últimos dos años. Prudencia Seguros cambió integralmente sus sistemas. En el orden interno, esto le posibilitó mejorar sustancialmente sus tareas con un reflejo en los asegurados y para los intermediarios, que son nuestros clientes naturales. Hubo un avance muy significativo para los intermediarios a través de nuestro sitio web. Hoy, los productores tienen la posibilidad de cotizar seguros on line en forma permanente. Pueden emitir su póliza en algunos ramos, como automotores, en cualquier momento del día. También tienen acceso a determinado nivel de documentación y de información. Estamos muy próximos a concretar una app con información para los asegurados. Como toda transformación digital, conlleva un esfuerzo grande de difusión y en adecuar el lenguaje del receptor.

Teniendo en cuenta tu conocimiento sobre el seguro ambiental, ¿qué panorama pensás que presenta este segmento en nuestro país?

Sigo pensando, sosteniendo y creyendo que el seguro ambiental va a tener un campo muy importante no sólo en el seguro obligatorio, sino también en el que hace a la responsabilidad civil por contingencias ambientales. Hoy depende mucho de la exigibilidad, que tiene un nivel muy pobre, por lo cual en el mercado estamos compitiendo en la renovación de las pólizas que están vigentes. La torta se agrandará en la medida en que ingresen proyectos y haya que hacer estudios de impactos ambientales en los que se pida que acompañe una póliza. Pero, por ahora, no es mucho el crecimiento que tiene el sector. De todos modos, no deja de ser representativo para el conjunto de las sociedades que estamos en este tema.