Felizia: “El mercado asegurador debe dar respuesta a cuestiones técnicas básicas”

477

Todo Riesgo dialogó con Eduardo Felizia, presidente de Compañía de Seguros El Norte.

¿Cómo cerró el último ejercicio anual de El Norte?

Tuvimos la suerte de avanzar en un crecimiento consistente, lo que significa para nosotros intentar hacer siempre las cosas bien, un intento por mejorar permanentemente, con bases técnicas y avanzando en lo que creemos que es nuestro fuerte: la atención de productores y de asegurados, el cumplimiento de las obligaciones, la prolijidad y la eficiencia. De manera que tuvimos un buen cierre: logramos un resultado técnico razonable, un buen resultado financiero, y un resultado final importante que nos permite crecer y progresar, que es detrás de lo que estamos. Además avanzamos en flamantes oficinas propias en todo el país y en nuevos productos. Estamos muy satisfechos y muy contentos por lo que hicimos en 2017, fue muy positivo. Pensamos también que se vienen años difíciles, en la actividad hay sorpresas permanentemente, pero tenemos un equipo de gente muy preparado y profesional, y los aportes tecnológicos también ayudan, de manera que estamos muy conformes, contentos y entusiasmados con el resultado y el futuro.

¿Qué objetivos se plantean para el ejercicio en curso?

Estamos en la idea de una mejora continua. Pensamos que progresar va de la mano de trabajar y hacer las cosas lo mejor posible, pero en todas las áreas. Nosotros decimos “mejoremos, planifiquemos, pero con base profesional”. Y ese profesionalismo transmitido a nuestra gente hace que estemos todos imbuidos de cambiar y mejorar. Entonces más que un objetivo numérico o cuantitativo, la idea es una mejora constante, permanente: siempre avanzar y mejorando, ese es nuestro objetivo claro en cuanto a la actividad aseguradora.

¿Y respecto del servicio?

En cuanto al servicio diría que nuestro lema es estar apoyando a productores y asegurados. Y nuestra manera de ser es la de tener determinados compromisos: compromisos de hacer las cosas bien; compromisos de ser cordiales en el trato con productores, asegurados, terceros; y el compromiso de estar cuando hay que estar, que es en el momento del siniestro. Ese es el momento de la crisis, la crisis del contrato es el siniestro y nosotros nos caracterizamos por estar, por apoyar, por cubrir, por cumplir y por pagar. Entonces nuestros productores, quienes son en realidad nuestros clientes directos, saben de eso y nos apoyan, nos exhortan a seguir en esa línea, a seguir trabajando de esta manera: cumpliendo, apoyando y haciendo efectivo ese compromiso que es la póliza de seguro, que es un compromiso de estar cuando se necesita.

¿Cómo se encuentra distribuida la cartera de la aseguradora?

Nosotros tenemos un porcentaje importante en autos y motos, alrededor del 76%. Es muy alto, es nuestro negocio más importante. Pero tenemos una diversificación muy importante y, por ejemplo, granizo pasa a ser, en algunos períodos, un porcentaje muy alto de la producción. Pero operamos en todas las ramas, desde los combinados hasta incendio, pasando por caución y todo riesgo operativo. Es decir que nuestra cartera hoy está cubierta para las necesidades de productores y asegurados en todo el país y en todas las ramas. Estamos también con una oferta muy importante y competitiva, de manera que estamos posicionados para trabajar muy bien en toda la actividad aseguradora.

¿Qué puede comentarnos de la participación en la reaseguradora Reunión Re?

Creo que, cuando se funda nuestra compañía, hace muchos años atrás, era impensable nuestra participación en la actividad de reaseguros. Pero hoy tenemos la suerte de participar en una actividad de gran nivel como es la reaseguradora junto a dos grandes empresas: una es La Holando Sudamericana, que lidera esta reaseguradora, y Patria, una reaseguradora mexicana. Este grupo de empresas tiene entonces constituido Reunión Re en una actividad específica, extremadamente profesional, donde la buena fe se maneja a un nivel excelso y en donde estamos teniendo éxito. Avizoramos un futuro muy importante, sólido y productivo, para los socios y para el mercado al que vamos a brindarle nuestra cobertura de reaseguros. Estamos muy entusiasmados con Reunión Re.

También obtuvieron buenas noticias en materia de calificación.

Nosotros decidimos ser calificados hace ya unos cuantos años. Y ese objetivo buscaba que terceros nos miraran, nos analizaran y opinaran sobre nosotros. El análisis que hacen las calificadoras es exhaustivo y nosotros vemos que se avanza en todos los órdenes, desde el management hasta el reaseguro, pasando por todos los ratios imaginables. Y avanzamos en los últimos años desde la primera calificación, que fue A, hasta llegar hoy (después de A, A+, AA) a AA+, que es en definitiva la síntesis brutal del estado de una compañía de seguros. La calificación AA+ nos permite decirles a todos, especialmente a nuestros productores y asegurados, que estamos teniendo una empresa muy sólida, confiable, profesional, eficiente y que va a responder. Y esa calificación, que venimos manteniendo, habla a las claras de un desarrollo comercial, de producción, sostenido, con base técnica, profesional y medida para evitar desajustes de los ratios y de los números que deben ser analizados por la calificadora de riesgos.

¿Cómo manejan la relación entre los recursos humanos y la tecnología en la compañía?

Creo que hay una muy buena y adecuada combinación, porque es evidente que los recursos tecnológicos son imprescindibles y les dimos una importancia alta con inversiones consistentes en el tema, y nuestro personal se capacitó enormemente, incorporamos gran cantidad de ingenieros y hacemos ese mix de intentar tener una empresa muy profesional y eficiente manteniendo características nuestras, propias, que son las de un trato cordial, la atención permanente y el estar cerca. Entonces nuestro soporte tecnológico va de la mano de una manera de ser, de una manera de entender los negocios y de llevarlos adelante. Un ejemplo hasta simpático es que personal de nuestra compañía está presente en casa central desde las 7 de la mañana hasta las 21 horas, es decir que uno llama a la compañía desde las 7 de la mañana hasta las 21 horas y una persona lo va a atender, tenemos personal vespertino, matutino, dando atención a productores, asegurados o terceros en un rango horario creo que único en toda la Argentina. Por eso digo que hacemos un buen mix y un buen equipo entre la tecnología, que intentamos que sea de primera línea, y un trato, una cordialidad y una manera de ver, de entender y de hacer las cosas como nosotros entendemos que deben hacerse.

Siguiendo con la tecnología, ¿cuáles son las principales novedades que tiene El Norte para comunicarles a asegurados y productores?

Por un lado, nuestras inversiones en equipos nos dieron la posibilidad de estar en un nivel alto en cuanto a respuestas tecnológicas. Y lo importante para productores y para asegurados es que hace pocos días tenemos una nueva página, un nuevo sitio web institucional que nos dio muy buenas respuestas porque es amigable, confiable y seguro. E incorporamos también el portal “Asegurados”, de manera que los asegurados acceden a ese portal de una manera sencilla, fácil, obteniendo la información que necesitan de pólizas, condiciones, certificados de cobertura, etc. Y esta tecnología que incorporamos y a la que apostamos desde hace muchos años está dando ese resultado de la eficiencia, estamos en esa tarea de digitalizar, de despapelizar, de eficientizar, de hacer ahorros de tiempos y de brindar herramientas para que los productores trabajen al ritmo que deben hacerlo, sin pérdida ninguna de tiempo.

¿Qué desarrollo geográfico poseen? ¿Con qué personal cuentan?

La empresa tiene base, por su casa central, en la provincia de Córdoba, más precisamente en San Francisco. Pero nuestra expansión geográfica es importante porque contamos, en primer lugar, con once agencias con personal propio distribuidas en todas las provincias, y nuestro caudal de productores ya llega a 1200 o 1300, quienes son nuestro canal de venta privilegiado. Eso hace que las provincias tengan una presencia en El Norte muy importante. Y hablamos de las provincias de Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Santiago del Estero, Misiones, Buenos Aires, de manera que nuestra presencia y expansión geográfica se dio con mucha fuerza en los últimos años y hoy contamos ya con casi 250 empleados que brindan un servicio muy extenso en horario y, sobre todo, de una cordialidad y de una manera de representar a la compañía que creemos es un punto muy fuerte para nosotros.

¿Cómo observa la situación actual del mercado asegurador argentino?

El mercado asegurador se consolidó en estos últimos años, se profesionalizó y se equipó tecnológicamente. Eso es demostrativo y fácilmente verificable por la manera en que las empresas de seguros trabajan, los indicadores y la opinión del público en general que mejoró en cuanto a la percepción que tiene de la actividad aseguradora. No obstante, es necesario remarcar que el mercado debe dar respuesta a cuestiones técnicas básicas, avanzar en la mejoría de sus resultados técnicos. Es una tarea pendiente. Es evidente que el mercado se consolidó, pero debe avanzar en la búsqueda de resultados técnicos sustentables sostenidos en el tiempo. No podemos tener una actividad en la que hablemos ejercicio tras ejercicio de resultados técnicos negativos compensados por la estructura financiera. Debemos ir hacia un mercado más sano, un mercado más sólido, en donde el resultado del negocio de la actividad aseguradora sea rentable. Debemos ir a los resultados técnicos. Eso habla de la imperiosa necesidad de trabajar en todos los aspectos, porque debemos trabajar en costos, en primas, en aspectos tecnológicos. Debemos mejorar y mejorar porque llegar a un resultado técnico razonable, positivo, es un trabajo día a día en todas las áreas de la compañía. Es necesario trabajar muy fuertemente, el mercado debe hacerlo y asumir que esta situación no es sostenible en el tiempo.