Devoto: “El mercado de seguro de crédito a la exportación cobró nuevamente vigor”

288

Todo Riesgo dialogó con Juan Martín Devoto, gerente general de Compañía de Seguros Insur.

¿Qué esperan de este ejercicio, ya próximo a terminar, tanto en materia de resultados como de ventas?

Como todos los años, desde que iniciamos nuestra operatoria hace ya más de diez años, la expectativa siempre es seguir creciendo: no a pasos agigantados, que significa avanzar para después retroceder, sino ir siempre creciendo. En este caso no vemos la excepción: estamos trabajando muy fuertemente en nuestros dos ramos, que son crédito y caución. La actualidad es bastante complicada tanto en caución (por la causa de los cuadernos y por las obras con Participación Público-Privada, que están bastante demoradas) como en crédito (se elevaron los niveles de cheques rechazados, de moras, de concursos). Igualmente, estamos logrando estar con un nivel de resultado técnico positivo y en crecimiento. Así que, en resumen, estamos viendo un buen año.

Respecto de las coberturas, ¿tienen alguna novedad para comentar?

No, en términos de coberturas no estamos viendo nada especial en el sentido de salir fuera de nuestro ámbito de trabajo, sino que estamos reforzando en crédito, por ejemplo, todos los ámbitos posibles. Estamos en 16 sectores, con lo cual lo que estamos buscando es no estar tanto en agro, donde tenemos una cartera bastante importante, o en retail, sino que apuntamos a abrir otros negocios en todo lo que es plástico, industria, consumo masivo. En cauciones apuntamos a asistir al mercado y ser una alternativa confiable.

¿Qué presencia tienen en el interior del país?

Más que antes. Hace un año abrimos oficinas en Rosario y Mendoza. Estamos próximos a abrir también otra oficina en Córdoba. Además de los puntos de emisión de póliza, queremos tener presencia efectiva en el interior del país: en polos industriales, exportadores y agroindustriales. Nuestra intención es estar cerca del riesgo, de los productores y del interior del país en cuanto a que hay muchas oportunidades que queremos aprovechar.

¿Qué herramientas digitales les están ofreciendo tanto a los canales de venta como a los asegurados?

En términos de crédito, tenemos una plataforma por la que, en definitiva, estamos conectados las 24 horas durante los siete días de la semana. O sea que nuestros asegurados tienen la tranquilidad de contar con todo aquello que necesitan para desarrollar su actividad. Esta es la plataforma que tenemos con respecto al desarrollo para seguros de crédito. En cauciones, tenemos todo lo relacionado con la póliza digital, con toda la implementación impulsada por la Superintendencia de Seguros de la Nación, con pedidos web. Más que todo, lo que estamos buscando siempre es el servicio. Actualmente, el productor está priorizando la capacidad y la prontitud en la respuesta. No estamos pretendiendo hacer grandes innovaciones porque el mercado hoy necesita es entrega de póliza y de cobertura, entendimiento. Es ahí donde nos queremos destacar.

¿Qué objetivos se plantean para lo que resta del año?

El control de la siniestralidad en crédito, que por sobre todas las cosas está relacionado con el aumento de la morosidad. Para nosotros es muy significativo estar muy cerca del riesgo. Viajamos mucho al interior del país con nuestros analistas para estar junto a los asegurados. Eso es clave para nosotros. En cauciones buscamos aprovechar al máximo las posibilidades. La causa de los cuadernos generó que muchas grandes constructoras hayan tenido una merma en sus operaciones. Estamos buscando ampliar nuestra red de tomadores con constructoras más chicas en el interior del país. Trataremos de duplicar nuestra producción respecto del año pasado.

¿Qué perspectivas se pueden vislumbrar para lo que resta del año y para el año que viene tanto en crédito como en caución?

En crédito estamos muy fuertes en lo que es exportación. El mercado de seguro de crédito a la exportación cobró nuevamente vigor. Va de la mano con la estrategia del Gobierno de promocionar las exportaciones. El seguro de crédito, para este ámbito, es fundamental. En los últimos cinco años, las exportaciones habían mermado y había cobrado más relevancia el seguro doméstico que el de exportación. Esta tendencia se está dando vuelta con la disposición propia de los asegurados para exportar, sumado a la mejora del tipo de cambio. Vamos a tener bastantes buenas noticias en materia de exportaciones. En términos de cauciones, este año, las compañías de seguros tienen que trabajar en conjunto para respetar lo que venimos haciendo históricamente, que es ser accesorios de una obligación y no estar por encima o en ella. Hoy es el gran debate que tiene el mercado.

Recientemente, estuviste presente en la XXXI Asamblea de la Asociación Panamericana de Fianzas, realizada en esta ocasión en Bariloche, ¿qué se puede destacar sobre dicho encuentro?

La organización fue excelente. Yo pensaba que por el aumento de la siniestralidad los reaseguradores iban a estar un poco más reacios a entregar capacidades. Pasó todo lo contrario porque concurrieron todos: los operadores más importantes del mercado y otros que se sumaron. Pero lo más relevante de todo esto es que las capacidades siguen intactas, lo que representa un buen augurio en cuanto a la relación entre las compañías y el reaseguro.