COVID-19: nuevas estimaciones reducen su impacto en el seguro

236
covid estimaciones pérdidas seguro

Los analistas del banco de inversión Berenberg expresaron que las pérdidas globales para el seguro y el reaseguro como consecuencia de la pandemia del COVID-19 serán manejables. En este sentido, estimaron que las mismas se ubicarán en un rango de 50 mil millones a 70 mil millones de dólares.

Estas cifras son muy inferiores a las publicadas por Lloyd’s. A mediados de mayo último, la aseguradora británica había estimado que las reclamaciones para la industria de seguros por el coronavirus se encontrarían en el orden de los 107 mil millones de dólares.

También cabe recordar que, antes de las previsiones de Lloyd’s, había cierto consenso de distintos analistas, como por ejemplo Willis Re, sobre el alcance del impacto de la pandemia en el seguro. Las cifras oscilaban entre los 30 mil millones y los 100 mil millones de dólares.

Consideraciones

Los analistas de Berenberg no creen que la pandemia sea un problema importante para el sector de seguros y reaseguros. Sostienen en esta línea que las pérdidas son manejables y que las aseguradoras y las reaseguradoras resistieron bien la pandemia en términos de Solvencia II y requisitos relacionados. Si bien los índices de solvencia pueden bajar entre 20 y 30 puntos, permanecen dentro de los rangos objetivo, afirmaron.

“Las pérdidas son similares a las de una catástrofe natural de mediana a grande y parecen ser asequibles”, señalaron. Si bien la estimación de Berenberg convertirá al COVID-19 en el mayor evento de pérdida por catástrofe asegurada de la última década, aún se encuentra dentro de los límites de la capacidad de administración.

Hasta el momento, las pérdidas estimadas e informadas de la industria de seguros y reaseguros ascienden a alrededor de 15 mil millones de dólares. Esto significa que todavía queda un camino por recorrer para que el total alcance el mínimo de la estimación de Berenberg (50 mil millones).

Metodología

“Nuestra estimación total deriva de, por un lado, compilar las pérdidas reportadas hasta el momento por las aseguradoras y las reaseguradoras más grandes del mundo, junto con nuestras estimaciones. Esto hace a un total de 14 mil millones de dólares. A su vez, hicimos una asignación total para las pérdidas combinadas de las aseguradoras relativamente pequeñas restantes a nivel mundial de mil millones de dólares. Así, nuestra estimación total es de 15 mil millones de dólares”, puntualizaron.

En tanto, prosiguieron, “permitimos un margen de seguridad de 3.3x que se basa en nuestra estimación conservadora de la magnitud final total de las reclamaciones. Esto lleva nuestra estimación total a 50 mil millones de dólares. Nuestro margen conservador de seguridad se basó en la muy alta incertidumbre con respecto a la pérdida total final que será impulsada por varios factores no cuantificables: la duración de los bloqueos en varios países; el impacto potencial de una segunda ola y, por lo tanto, una extensión o reintroducción de bloqueos; y la incertidumbre con respecto a los contratos de interrupción comercial (BI)”.

Desde Berenberg concluyeron que parece probable que no podamos comprender los verdaderos impactos de COVID-19 en la industria durante varios años: “Ciertas líneas de seguro de colas más largas sólo podrán comenzar a ver el efecto de las reclamaciones a partir de 2021”.

Estimación de Lloyd’s

A mediados del mes pasado, Lloyd’s estimó en 107 mil millones de dólares la pérdida para el seguro y el reaseguro debido a la pandemia. Incluso dio a conocer que como aseguradora desembolsarían entre 3 mil y 4.300 millones de dólares por el COVID-19.

Lloyd’s analizó sus posibles pérdidas teniendo en cuenta la caída prevista del PIB a nivel mundial y el estimado de pagos actuales, asumiendo que las medidas de distanciamiento social y el cierre de emergencia por COVID-19 se extenderían hasta finales de 2020. La aseguradora subrayó que el 31% de las pérdidas corresponde a la cancelación de eventos y el 29% son coberturas de propiedad.

A los efectos de medir la magnitud del COVID-19 en el seguro, la aseguradora británica recordó el pago de 4.700 millones de dólares por los reclamos de los ataques del 11 de septiembre de 2001. Esto de un total de 27 mil millones de dólares que desembolsó la industria en general. En tanto, por los daños causados en 2017 por los huracanes Harvey, Irma y María, la aseguradora abonó 4.800 millones de dólares. (Fuente: Latino Insurance, Artemis, EFE)

 

Ya podés seguirnos en nuestra nueva cuenta de LinkedIn: https://bit.ly/TodoRiesgoLinkedIn.