Conciencia aseguradora e incentivos fiscales, ejes del 11° Seminario Internacional de AVIRA

187

En el marco del 11° Seminario Internacional de la Asociación Civil de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina (AVIRA) se resaltaron dos conceptos. Por un lado, la necesidad de desarrollar conciencia aseguradora con mensajes claros y simples y, por el otro, potenciar el crecimiento del sector con las esperadas actualizaciones en los incentivos fiscales para promover el ahorro de los argentinos. Ambos fueron los ejes conductores que unieron los discursos de los referentes que expusieron en este encuentro.

El evento se realizó ayer en el Sheraton Hotel de Retiro, Ciudad de Buenos Aires, ante un público cercano a las mil personas.

En este contexto, el secretario de Finanzas del Ministerio de Hacienda de la Nación, Santiago Bausili, aseguró que todas las reformas llevadas a cabo en la economía comenzarán a dar sus frutos en 2019: “Será el año del despegue. Estamos trabajando para crear las bases de un sólido desarrollo del mercado de capitales a través de, entre otras acciones, la deductibilidad”.

Además, el funcionario explicó que “desde el Gobierno identificamos a la industria del seguro como motor impulsor de las inversiones productivas”, y agregó que “el mercado de seguros de vida y personas es el ramo que, claramente, tiene mayor expectativa de desarrollo potencial”.

En tanto, el presidente de AVIRA, Mauricio Zanatta, puso énfasis en el trabajo permanente del sector en la generación de conciencia aseguradora en la población. Respecto de las deducciones fiscales, explicó que, desde su visión, son una condición necesaria, pero no suficiente para el desarrollo del mercado.

Zanatta añadió que esta industria maneja una importante cartera inversora, pero “podría cuadruplicarse si se actualizarán los montos desgravables” y recordó que “están congelados desde 1992 y son de 996 pesos por año para seguros de vida y de 630 pesos para los seguros de retiro corporativos”. El ejecutivo consideró que esas cifras “deberían estar en el orden de los 25 mil pesos”.

Por su parte, el superintendente de Seguros de la Nación, Juan Pazo, destacó la productividad del trabajo conjunto llevado a cabo con AVIRA, así como la coincidencia en los objetivos para el crecimiento del sector. Remarcó que los ejes de su gestión son la reinserción internacional en base al cumplimiento de las reglas con que se juega en el mundo, la modernización de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), y el impulso al crecimiento del mercado. El superintendente mencionó en este sentido que las pólizas digitales ya suman ocho millones y que ascenderán a once millones en marzo de 2019.

“El problema de la Argentina es la tasa de ahorro, por debajo de Ecuador, Chile y Perú. Las compañías de seguros deberían ser el principal canal de ahorro. Para eso necesitamos deducciones de primas en vida y retiro y nuevos productos en estos seguros, pero con capitalización”, concluyó el funcionario.

La experiencia de Brasil estuvo a cargo de Edson Franco, CEO de Zurich Brasil y Chairman de la Federación de Vida y Pensiones de ese país (FENAPREVI). Franco señaló en esta línea el desafío que enfrenta el sistema jubilatorio brasileño: pocos activos por cada pasivo, edad promedio de jubilación de 54 años, sobrevidas cada vez más prolongadas, y regímenes especiales para empleados públicos federales e integrantes de las FFAA, entre otros. Todas estas variables “generan una sensación de gran injusticia social y marcan la necesidad de rediscutir este sistema por el gran déficit que genera”.

Luego de un break, el gerente de Desarrollo de Mercado de Capitales de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Claudio Zuchovicki, aseguró que “el problema de la Argentina es la falta de ahorro interno para crear un mercado doméstico a causa de, entre otras cosas, el permanente déficit fiscal, que le quita históricamente fuerza al peso”. Resaltó además que el seguro de personas es claramente un negocio con futuro: “En la medida en que la expectativa de vida siga creciendo, las principales preocupaciones de la gente serán su jubilación, cómo solventar sus gastos en salud, y contar con fondos para el esparcimiento, todo eso que los seguros pueden garantizar”.

Por último, el periodista, investigador y ensayista Sebastián Campanario remarcó la incidencia de los avances tecnológicos en la vida cotidiana y los efectos que tendrá sobre el sector asegurador. “Hay tres tecnologías exponenciales que van a moldear el tipo de vida de ahora en más: la cuántica, el block chain y la robótica. El dinamismo de todo esto combinado ya está demostrando que las empresas, que históricamente lideraron el S&P, ya no lo estén haciendo y fueran reemplazadas en ese podio por otras que hace diez años no existían. Debemos familiarizarnos con todos estos nuevos instrumentos para asegurar la evolución de nuestros negocios”.