Clara tendencia recesiva

100

Aun antes del fuerte impacto recesivo de la devaluación -por la caída de la demanda asociado a los aumentos de precios al consumo y de insumos importados- ya se advierte la tendencia recesiva en la economía. El Estimador Mensual de Actividad Económica, que en febrero mostraba un crecimiento interanual del 5% -que había sido destacado desde el gobierno- aumentó en febrero apenas un 1,5%, lo que prácticamente habla de estancamiento, teniendo en cuenta que el crecimiento de la población es superior al 1%. El incremento del 5% se debía a un nivel particularmente bajo de febrero. A partir de marzo, comienza la leve reactivación del año pasado, de forma que es previsible que la comparación se torne todavía más desfavorable, aun si la actividad no cayera.

Factores decisivos de la caída fueron el retroceso del 5,5% del agro, por la sequía -que afectará todo el segundo semestre del año- y la fuerte desaceleración de la construcción, que también tiene pronóstico negativo por el recorte de 3 mil millones de pesos ya acordado por el gobierno y las nuevas podas que cabe esperar tras el acuerdo con el FMI. La industria mostró, según FIEL, un incremento interanual del 6,1% en abril, pero la comparación se practica contra un mes de fuerte caída de la actividad industrial en 2017. De esa forma, se espera una desaceleración para mayo, especialmente teniendo en cuenta la grave perturbación de la cadena de pagos por la corrida cambiaria.

Hay algunas consultoras que proyectan un aumento de exportaciones y una disminución de importaciones en lo que resta del año por efecto de la fuerte devaluación. Pero, hasta ahora, lo cierto es que en abril el volumen exportado cayó un 3,7%, mientras que el volumen importado aumentó un 22,4 %, con gran incidencia de automotores y bienes de consumo. Como resultado, el balance comercial tuvo en el mes de abril un déficit 8 veces mayor que el registrado en abril de 2017. En el primer cuatrimestre, el déficit comercial alcanzó los 3.420 millones de dólares, casi tres veces el registrado en el mismo período de 2017 (1.290 millones de dólares).