Catástrofes naturales: eventos medianos provocaron las mayores pérdidas aseguradas en 2018

340

Las pérdidas aseguradas por grandes catástrofes naturales en 2018 ascendieron aproximadamente a 71.500 millones de dólares, sólo un poco más que el promedio anual desde 2011, pero el tercero más alto durante el período de ocho años, según el informe Resumen de Eventos de Catástrofes Naturales 2018, publicado por Willis Re y reproducido por BDS.

El promedio es impulsado al alza por unas pérdidas anuales máximas de 120 mil millones de dólares en 2011 y 143 mil millones en 2017. En contraste con estos picos de años anteriores, donde uno o dos desastres naturales contribuyeron con un gran porcentaje de la pérdida total asegurada, no existe un evento importante que represente una gran proporción de las pérdidas de 2018. En cambio, el total surge de una serie de eventos de tamaño pequeño y mediano.

La pérdida asegurada más cuantiosa se produjo en el incendio Camp Fire, que costará a los reaseguradores entre 6 mil y 10.750 millones de dólares, lo que elevará las probables pérdidas combinadas de los incendios forestales de Carr, Mendocino, Camp y Woolsey, a alrededor de 15 mil a 17 mil millones.

Karl Jones, director general y jefe de Análisis de Catástrofes Internacional de Willis Re, señaló que 2018 fue un año inusual: “La industria experimentó un gran número de catástrofes naturales de tamaño medio. Tres eventos (Camp Fire, el Tifón Jebi y el Huracán Michael) alcanzaron por lo menos el máximo de un dígito de miles de millones en pérdidas aseguradas, pero sólo Camp Fire parece probable que exceda el nivel de 10 mil millones de dólares. Sin embargo, un gran número de pérdidas más pequeñas (de miles de millones de dólares), principalmente tormentas, se sumaron para hacer de 2018 un año catastrófico y costoso. Con la excepción de los grandes incendios forestales de California, estas pérdidas están dentro de las expectativas, pero su frecuencia es inusual”.

Vaughn Jensen, vicepresidente ejecutivo y jefe de análisis de catástrofes de Norteamérica en el broker, señaló: “La industria de las reaseguradoras absorbió más de 200 mil millones de dólares en pérdidas por catástrofes naturales durante un período de dos años. Fue una prueba importante tanto para la capacidad tradicional como para la ILS, pero en general la capitalización del sector sigue siendo fuerte”, y añadió que “la distribución de catástrofes más pequeñas en 2018 dio a los reaseguradores de retrocesión y exceso de pérdida algunos espacios para respirar, con la clara excepción de coberturas agregadas y cuentas con una concentración de exposición en California. La frecuencia de las pérdidas por catástrofes en los últimos dos años continúa dando lugar a que muchas aseguradoras primarias reconsideren su estrategia en torno a los niveles de retención. Varias tormentas sostenidas también pueden dar lugar a reconsideraciones de cláusulas de horas por parte de cedentes y reaseguradores. En la parte posterior de esta inusual experiencia de catástrofe, esperamos ver más ajustes en el programa de reaseguros a medida que avance el año”.