Barraguirre y Chenwei: “Aparecen nuevas formas de hacer seguros y esas formas necesitan mucha tecnología”

387

Durante un encuentro del equipo de IT en Seguros celebrado recientemente en el edificio de Paraná Seguros en la Ciudad de Buenos Aires, Todo Riesgo dialogó con Chenwei (Vicente), director de Huawei Cloud Argentina, y Gustavo Barraguirre, Partner Development Manager Open Cloud, Operation Department of Cloud BU Latin American en Huawei.

¿Qué grado de penetración posee actualmente Huawei en el mercado asegurador argentino?

Lanzamos hace muy pocas semanas el cloud (la nube) de Huawei. Previamente, trabajamos con Telefónica como socia con la solución Open Cloud, que básicamente se readaptó como Huawei Cloud y ahora Huawei es el proveedor de la solución de nube en el data center de Telefónica. Le alquilamos a Telefónica la red de fibra y el data center, pero toda la tecnología es de Huawei. Tenemos varios clientes en el rubro asegurador, como Triunfo Seguros, Paraná Seguros, Tutelar Seguros y La Nueva Seguros. Hay una serie de clientes que se animaron a dar el paso de ir a la nube con la consecuente ganancia en términos de economía de escala y menos infraestructura tecnológica y mucho más moderna. También tenemos alcance regional. Contamos con muchos partners en la Argentina, Chile, Perú, Brasil y México, donde justamente tenemos nodos de nuestra nube, convirtiéndonos en el mayor jugador Latam. Además, empezamos a trabajar con Vendors de soluciones, es decir, con empresas que son proveedores de soluciones para compañías de seguros, como GLM, tanto para patrimoniales como para vida. Nuestras pruebas en Paraná Seguros o en Tutelar Seguros con el GLMsuite fueron realmente muy superiores al hosting tradicional al que el mercado está acostumbrado.

¿Cómo está posicionado el productor asesor de seguros en esta era de transformación digital que estamos viviendo?

Dentro de esta digitalización aparecen nuevas formas de hacer seguros y esas formas necesitan mucha tecnología. En la capa de atracción de la infraestructura básica, los proveedores de nubes están subiendo niveles superiores de software no sólo de Iaas (infraestructura como servicio), sino plataformas de blockchain, smart contracts, de scoring por pago según cómo se usa: ya hay una omnipresencia de lo digital a partir de la cloudificación de la infraestructura. Ya no es sólo un data center, sino que hay muchos elementos que permiten seguir y mantener contacto y estar siempre conectado. En este partido juega Huawei no sólo como el proveedor de nube, sino también como el proveedor de la red de 5G. Los dos grandes desafíos del mundo hiperconectado que se viene tienen que ver con la transmisión y con la performance de las redes. Para estar como queremos –siempre conectados, siempre siguiéndonos, siempre sabiendo qué estamos haciendo– necesitamos dos grandes cosas. Por un lado, que alguien esté siempre conectado: que el semáforo y que el auto transmitan las señales y el 5G juega un gran rol. Por el otro, que eso en volumen se pueda procesar (lo que tiene que ver con el cloud). Huawei tiene dos grandes patas en esta transformación digital: la red 5G que permite esta transmisión de señales en todo momento, en todo lugar y con performance; y Huawei Cloud, nuestra solución de nube, que es la gran procesadora de información, por ejemplo, para detectar patrones de uso, fraudes, formas de manejo y trafico inteligente; todo ese tipo de algoritmo que la inteligencia oficial hoy brinda.

El productor básicamente lo que quiere es su presencia en todo momento, en todo lugar. Esto se lo da una gran red 5G y una gran capacidad de procesamiento en la nube. Las aseguradoras tienen que dejar de tener su infraestructura, sus data centers pesados, lentos y burocráticos e ir hacia esquemas de “servificación”: la tecnología como servicio. Este servicio es provisionado 7×24. Aquellas compañías que primero se posicionen en esa capacidad de dar conexión, rendimiento, procesamiento e inteligencia artificial 7×24 son las que de alguna manera van a obtener el afecto de los productores/aseguradoras y se van a sentir más reconocidos y con mayor capacidad de prestación de herramientas para su día a día.

¿Cómo encuentran al mercado asegurador argentino en relación con otros países en materia de tecnología?

Vemos que China está seis o siete escalones encima nuestro en el sentido de conseguir información de valor en el momento justo. Me refiero a grandes repositorios de datos transformados en información y conocimiento para, por ejemplo, hacer un scoring. Cuando alguien baja de un avión, ellos tienen la posibilidad inmediata de saber qué capacidad de crédito tiene, qué auto tiene, por qué viene, con lo cual la capacidad de darle un seguro a medida es muy alta. En el marco de América Latina, vemos que la Argentina en los últimos dos años tuvo tal vez un avance mucho más lento en la adopción de nuevas tecnologías. En términos de cloudificación, creemos que el país tuvo por motivos macroeconómicos una reducción en los niveles de inversión en tecnología, con lo cual las soluciones no toman en cuenta los últimos adelantos que tienen que ver con lo que señalábamos: conocer al asegurado en todo momento, en todo lugar, un perfil completo que sólo puede dar el Big Data.

Hoy, en el Big Data, por el nivel de inversiones que conlleva, se postergaron proyectos dentro de los data centers. Si bien todavía no se volcaron a una opción en la nube donde eso se pueda consumir como servicio y no requiera tantas inversiones de capital, ya comenzaron a aparecer pruebas de concepto en un nodo local (la Argentina) como el nuestro.