Arbini: “Este año, el crecimiento del ramo caución será superior al 30%”

221

Todo Riesgo dialogó con Luis Arbini, vicepresidente de Albacaución.

¿Cómo viene el desarrollo de Albacaución en el ejercicio 2017/2018?

Todo el ejercicio mostró para Albacaución un crecimiento bastante importante. Si lo medimos en números deflacionados y demás, el crecimiento lo podemos situar en alrededor del 15%. Claro que esto estuvo acompañado por el lanzamiento muy fuerte del seguro obligatorio de los riesgos ambientales, es decir que mantuvimos nuestra suscripción tradicional y se sumó el producto ambiental.

¿Qué expectativas y proyectos tienen para este año?

Estamos con los riesgos de alquileres. Buscamos entrar fuertemente en este riesgo, al que vemos que todavía le falta desarrollo. A pesar del desvío por los créditos UVA y demás, aún hay muchos requerimientos de alquileres, pero el conocimiento y la globalización en el mercado todavía no son los esperados. Estamos trabajando con el canal productores tratando de promocionar fuertemente este riesgo.

¿Por qué piensa que la cobertura de este riesgo no crece como debería crecer? ¿Se debe a que la gente lo desconoce o hay alguna traba en el producto?

En muchos casos hay ciertas dificultades en adquirir seguros de caución. En otros también hay un desconocimiento del producto. Hay inmobiliarias (no las más grandes y conocidas, pero ocurre en muchos lugares del país) que aún le tienen cierta desconfianza a este riesgo, que en realidad es muy superior a una garantía de propietario de un pariente o de un familiar.

Además, el trámite es más simple.

El trámite es mucho más simple porque una vez armada la carpeta sale la garantía muy fácilmente.

¿Qué presencia tiene la compañía a nivel nacional?

Tenemos ocho agencias en el interior del país. Siempre nos caracterizamos por tratar de tener una gran distribución territorial porque sabemos que nuestro corazón de negocios son las pequeñas y medianas empresas. Dichos negocios son requeridos en las ciudades capitales del interior, donde no hay una atención tan directa. Los productores suplen mucho esta tarea, pero la especialidad que requiere caución para suscribir y demás tiene que contar con el apoyo de una sucursal o de una agencia que facilita toda esta tarea.

En materia de tecnología, ¿qué servicios les ofrecen a los productores para facilitarles su trabajo?

En esto estamos todavía desarrollándonos. Estamos en pañales. Nos cuesta un poco el salto tecnológico porque tenemos un desarrollo propio, desde siempre, en la emisión, el control. Esto nos da una utilidad enorme. Pero este esquema de incorporar gente tiene ciertas limitaciones. En cuanto a incorporar servicios a productores, hoy estamos migrando a sistemas de desarrollo web y calculo que en el curso de este año, que es uno de los proyectos que tenemos comprometido, vamos a tener en funcionamiento algo bueno para el productor.

El desarrollo tecnológico, ¿lo llevan adelante a través de personal de la empresa o es un servicio que se terceriza?

Contábamos con un programa muy específico de origen israelí, que tuvo en su momento mucha difusión. Pero se interrumpió el desarrollo de esto porque no tenemos desarrolladores externos. Actualmente, es mucho más sencillo hacer desarrollos web porque hay mucha más disponibilidad y tenemos a nuestra gente muy capacitada para transmitir lo que necesitamos.

El ramo caución, ¿está creciendo en este ejercicio? Se esperaba el tema de la obra pública, que tenemos entendido que está creciendo. Ustedes, ¿ven un desarrollo paralelo del ramo con respecto a la obra pública?

Sí, en obra pública se creció sustancialmente. Recibimos parte del crecimiento. Parte de lo que comentaba al comienzo está referido al incremento de la obra pública. El Estado apostó a la activación económica con este instrumento. Pero también creció mucho la actividad privada. En los riesgos aduaneros también hay un poco más de movimiento. Globalmente, este año, el crecimiento del ramo caución va a ser superior al 30%.

O sea que el crecimiento de todo el ramo no se da solamente por la obra pública, sino que está acompañado por otros segmentos.

Sí, por segmentos de contratos privados.

Por otra parte, ¿el seguro ambiental está creciendo?

El seguro ambiental crece. Siempre lo quisimos destinar a nuestros clientes tradicionales de pólizas de caución contractuales. Pero como es un mercado un poco restrictivo –hay pocas aseguradoras compitiendo–, recibimos muchas solicitudes de empresas que no son clientes nuestros. Desde el comienzo tratamos de fogonear la apertura del mercado a otras compañías y, por suerte, hoy hay varios jugadores más que antes.

Entonces están en un año que viene bien, con buenos números.

Viene bien, sí. Viene muy bien.