2017 marcó un récord de daños asegurados globales por catástrofes

155

Los conocidos como huracanes HIM (Harvey, Irma y María), que azotaron Estados Unidos y el Caribe durante el año pasado, convirtieron la temporada de huracanes del Atlántico Norte en la segunda más costosa desde 2005. Junto a esto se suman los mayores incendios forestales que hicieron que los daños asegurados globales causados por eventos catastróficos fueran de 144 mil millones de dólares, los más altos jamás registrados en un único año.

En concreto, según indicó el último informe sigma de Swiss Re Institute difundido por el BDS, estos tres huracanes produjeron daños asegurados combinados por 92 mil millones de dólares. En cuanto a los grandes incendios forestales en todo el mundo, éstos provocaron daños asegurados combinados por 14 mil millones de dólares, los mayores jamás registrados.

Los daños económicos totales a nivel global debidos a catástrofes naturales y siniestros antropógenos durante 2017 ascendieron a 337 mil millones de dólares, casi el doble que los daños de 2016 y los segundos más elevados.

Según sigma, los huracanes HIM causaron daños económicos por 217 mil millones de dólares. El huracán Irma ocasionó los mayores daños económicos experimentados en el Caribe y María paralizó prácticamente todo el sistema de infraestructuras en Puerto Rico, incluyendo la red eléctrica de la isla, sus redes de agua potable, transporte y comunicaciones, y sus instalaciones energéticas. Una característica destacada de la última temporada de huracanes del Atlántico Norte fueron las copiosas lluvias que acompañaron las tormentas y la contribución asociada de daños por agua a los datos totales. Alrededor de 200 mil casas resultaron inundadas y 500 mil vehículos fueron dañados. Los daños económicos totales de Harvey llegaron a 85 mil millones de dólares.

Los daños asegurados de cada una de las tormentas fueron de 30 mil millones de dólares por Harvey, de 30 mil millones también por Irma y de 32 mil millones por María. “Tras doce años sin que ningún huracán importante tocara tierra en Estados Unidos, es probable que el año pasado sea recordado por haber tenido una de las temporadas de huracanes del Atlántico Norte más costosas de la historia, tanto en términos de daños económicos como asegurados”, afirmó Martin Bertogg, director de Riesgos Catastróficos de Swiss Re. El informe advirtió que aparentemente, la actividad de huracanes en el Atlántico Norte sigue en una fase activa, lo que indica una mayor probabilidad de formación de huracanes y de que grandes huracanes toquen tierra.

Desde la reaseguradora también se hizo hincapié en que se produjeron varios episodios de intensas precipitaciones en diferentes regiones: “Estas pusieron de manifiesto la vulnerabilidad de un mundo cada vez más urbanizado frente a inundaciones”, sostuvieron los especialistas. Este fue el caso, por ejemplo, de Houston, que sufrió una grave inundación como consecuencia de las intensas precipitaciones que acompañaron al huracán Harvey. Respecto de otras regiones, en China, las fuertes lluvias hicieron que el río Yangtsé se desbordara, con inundaciones fluviales y pluviales en once provincias que afectaron más de 400 mil hogares. Se estimaron daños económicos por 6 mil millones de dólares y se convirtió en la catástrofe más costosa de Asia en 2017.